DogsPlanet » Sin categorizar » ¿Cómo educar a tu perro? » ¿Cómo enseñarle a tu perro a dar la pata?

¿Cómo enseñarle a tu perro a dar la pata?

Autor: Marièke

Un perro que puede hacer trucos siempre es bastante divertido, especialmente delante de la familia y de tus amigos. Además, ayuda a fortalecer el vínculo entre tú y tu perro. Un truco que puedes enseñarle a tu perro es la orden «pata» (o «¡chócala!»).

¿Por qué enseñarle a tu perro a dar la pata?

La orden «dame la pata» no es necesariamente esencial – ¡tu perro podrá vivir su vida muy bien sin saberla! Dicho esto, tiene varias ventajas:

  • Tu perro aceptará fácilemente la manipulación de las patas, lo cual es muy útil para cortar las uñas, mirar si tiene una lesión o ir al veterinario;
  • Desarrollaréis una relación de confianza y complicidad.

¿Cómo enseñárselo?

Requisitos previos

El comando «Dar Pata», «Dame la pata», «Pata» o «Chócala» no es el primero que deberías enseñarle a tu perro. Es esencial que ya sepa su nombre y que se pueda sentar antes de descubrir esta nueva orden.

Paso #1: Hacer que el perro entienda el gesto

Empieza escogiendo golosinas que le gusten a tu perro y ve a una habitación de tu casa que se pueda cerrar: esto limitará las distracciones que podrían perturbar la atención de tu perro.

En general, escoge un momento en el que esté tranquilo y atento. Evita praticar esta orden justo después de un paseo, después de una comida o incluso después de llegar a casa.

Primero, pídele a tu perro que se siente (con la orden «Siéntate»). Arrodíllate delante de él, pon comida en tu mano y sacude el puño antes de presentarlo. Tu perro deberá tocar tu mano con su pata para reclamar el premio. Cuando esto ocurra, di «Dame la pata» y abre la mano para recompensarlo.

Repite esta operación varias veces, siempre recompensando a tu perro.

Cuando tu perro empiece a entender, dile «Dame la pata» con la mano cerrada y extiende los dedos cuando te toque con la pata.

El objetivo de este primer paso es que tu perro entienda que la orden corresponde a que toque tu mano con su pata.

Paso #2: Enseñarle el gesto

El segundo paso para enseñarle este truco es hacer que ponga su pata en tu mano. El truco es quitar el caramelo y ofrecerle una mano abierta.

Dile a tu perro que se siente y mantén la mano abierta. Dile «Dame la pata» y acerca tu mano abierta. Si en la primera parte de este ejercicio recompensaste a tu perro tan pronto como te tocó la mano, ahora es cuestión de hacerle tocar una zona específica de tu mano.

Recompénsalo con un regalo y/o cumplido cada vez que haga lo correcto, pero no lo recompenses cuando su pata no esté en el mismo lugar.

Con esta segunda etapa, tu perro tiene que entender exactamente lo que tiene que hacer para ser recompensado y asimilar la orden con precisión. Entonces puedes continuar el ejercicio con el ruido y el estrés (fuera, con gente alrededor, etc.) si lo deseas.

Consejos para enseñarle esta orden

He aquí algunos consejos que repetimos regularmente cuando se trata de enseñar trucos y órdenes a tu perro:

  1. Es importante repetir el ejercicio a menudo en sesiones cortas en lugar de largas para evitar que tu perro se aburra y se canse;
  2. Evita practicar cuando estés cansado y molesto, no sirve de nada. Intenta hacerlo en un momento de tranquilidad.
  3. El timbre de tu voz es esencial: firme para la orden y agudo para la recompensa. ¡Tu perro es extremadamente sensible a esto!
  4. Cuando tu perro ya haya asimilado la orden, ve dejando las golosinas. En vez de darle esta comida, acarícialo y halágalo para variar.

La trampa de la golosina perfecta

Hay varios tipos de dulces:

  • Las golosinas que le encantan a tu perro;
  • Las golosinas que le gustan a tu perro.

Cuando le enseñes un nuevo truco, no tienes que darle las golosinas que le encantan. ¡De hecho, la simple excitación del olor de esas golosinas tan queridas puede hacer que se desconcentre!

Gestos a evitar

Cuando le estés enseñando esta orden, intenta:

  • no agarrarle por la fuerza su pata;
  • no sostener con fuerza la pata de tu perro en tu mano.

De hecho, te arriesgas a conseguir lo contrario de lo que buscas ya que se asustará. Si ves que no está escuchando o no es receptivo, detén el ejercicio y comienza de nuevo más tarde.


¿Tu perro ha dominado la orden «Dame la pata»? ¿En qué ocasiones das esta orden? ¡Dínoslo en los comentarios!

0 comentarios

Artículos similares

Publicar comentario