Accueil » Alimentación » Saberlo todo sobre las chuches para perros

Saberlo todo sobre las chuches para perros

Autor: Rémi

¿Por qué darle chuches al perro?

Por las mismas razones que a los humanos: para recompensarlos. Para los perros, recibir una golosina les confiere un gran placer, un poco como los humanos cuando se dan el gusto de comerse una barra de chocolate o un postre dulce.

Sin embargo, es importante respetar la fisiología del perro y no darle nada como recompensa. Si los dulces desencadenan una reacción agradable en los humanos, se deben prohibir y evitar en el caso de los perros. 

El sistema digestivo canino no es capaz de absorber los mismos alimentos que el cuerpo humano. Por lo tanto, como dueño deberás ser razonable y respetar tres puntos importantes.

¿Qué golosinas debo darle a mi perro?

Las golosinas humanas deben ser totalmente prohibidas para el perro. Es importante proporcionar al perro sólo alimentos adecuados para su cuerpo, ya sea para su dieta diaria o para golosinas que se dan ocasionalmente.

Por lo tanto, se recomienda encarecidamente dar al perro golosinas especialmente diseñadas para él. Son completamente diferentes de la comida humana y son seguros para el cuerpo del perro.

Existen muchas variedades de golosinas «inteligentes» para los perros. Mordiscos tiernos y crujientes, galletas y trozos de carne seca. Existen varias categorías de chucherías que pueden darse por diferentes razones.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es chien-friandise-alimentation-1024x571.jpg

Este bloque contiene contenido inesperado o no válido.SolucionarConvertir a HTML

Esta se dan únicamente para el placer del perro, algunas golosinas son más tentadoras que otras, confiriendoles así un placer puro. Esto puede crear un vínculo entre el dueño y su perro cuando el dueño está dispuesto a darle algunas golosinas simplemente para complacer a su perro.

Siempre es agradable complacer a su perro, y a los humanos, acostumbrados a una dieta variada, a veces les gusta variar un poco la comida de su perro. La chuchería apacigua y calma al dueño  mientras que le permite también crear un vínculo emocional especial con su perro.

  • Filetes de pechuga de pollo seco
  • Orejas de cerdo secas
  • Pieles de vacuno secas

Cuando el perro está en el período de adiestramiento o entrenamiento, este está constantemente trabajando y a veces necesita un poco de estímulo. Las caricias y las felicitaciones lo animan, pero la recompensa gracias a una chuchería es muy interesante, gratificante y motivador para el perro.

Como recompensa por una orden bien ejecutada, aunque sea muy simple, la recompensa es siempre apropiada y le confiere al perro un doble placer y un sentimiento de deber cumplido.

Sin embargo, nunca se le debe dar una chuchería – educación sin razón alguna puesto que el perro ya no hará entonces la conexión entre la recompensa y le hecho de haber sido obediente. Es mejor elegir y dividir los premios en categorías, dando siempre el mismo premio por la misma razón, especialmente en lo que respecta la educación canina. 

  • Galletas que respeten las necesidades nutricionales del perro

Chucherías- Salud

A menudo es difícil mantener una buena y continua higiene para un perro. Algunos de los llamados tratamientos «más saludables» son entonces muy eficaces para realizar una higiene regular del perro sin que éste sufra ningún trauma.

Los dientes son a menudo el primer objetivo de estas agradables medidas de higiene. Los diversos productos para masticar o mordisquear son generalmente muy eficaces contra el sarro y el mal aliento en los perros.

  • Hueso para morder 
  • Láminas para morder y romper con los dientes
  • Palitos para roer y mordisquear 

Las golosinas especializadas para perros son generalmente excelentes para su salud, ya sea para la educación, la higiene o simplemente por placer. Estos bocados suelen hacerse con carne mezclada con cereales y suelen ser bajos en grasa, por ello, pueden darse al perro sin riesgo alguno de que se vuelva obeso.

Algunas galletas están incluso diseñadas para proporcionar al perro nutrientes esenciales de una forma muy apetitosa, lo que puede ayudar a compensar y subsanar ciertas deficiencias nutricionales.

donner friandises au chien

¿Cuánto hay que darle?

Para que la chuchería siga siendo un placer para el perro, no se le debe dar con mucha frecuencia. Por lo tanto, es preferible limitar las cantidades y reservar las golosinas para ocasiones especiales establecidas de antemano.

¿Cuándo hay que dárselas?

Para las golosinas, se debe establecer la misma regla que para la comida y nunca dejar que el perro mendigue o reclame las golosinas. En todo momento, debe ser el dueño del perro quien decida cuándo dar las golosinas.

Nunca deben darse en la mesa o cuandos se está preparando la comida para no otorgarle al perro una posición superior puesto que su petición es directamente respondida. 

Es absolutamente necesario dar las golosinas en el momento adecuado para evitar así que el perro empiece a pedirlas de forma equivocada y a la ligera.

Conclusión

A todos los perros les gusta ser mimados por sus dueños y cuando el perro ve aparecer una golosina, el perro se sentirá feliz y apreciado. El placer del perro es una parte esencial de su vida diaria.

Sin embargo, los premios deben regularse por un sistema de recompensas eficaz basado únicamente en la decisión del propietario de dar el premio y no deben estar basados en la petición del perro.

El principio jerárquico en la vida del perro es muy importante y debe reflejarse incluso en el sistema de recompensas diarias para que el perro siempre sepa quién es el que pide y quién es el que hace.

Las golosinas son otra buena manera de recompensar a su perro, asegurando así al mismo tiempo su lugar en la jerarquía, el dueño no debe responder directamente a la petición del perro sino, por el contrario, decidir dónde, cuándo y cómo recibirá el perro la golosina que le da tanto placer.

Hoy en día, nada es más fácil que complacer a su perro. Las tiendas especializadas están llenas de inventos de juguetes y golosinas para que el perro pase el tiempo y darle un inmenso placer. Un juguete o una golosina o ambos juntos, como en el caso del conocido «Kong» por ejemplo, complacerá y hará feliz tanto al dueño como al perro. 

Artículos similares

Publicar comentario