DogsPlanet » Consejos » ¿Cómo preparar a mi perro para una mudanza?

¿Cómo preparar a mi perro para una mudanza?

Autor: Leila

Una mudanza es a veces un acontecimiento estresante. De hecho, a menudo simboliza un cambio de vida y conduce a nuevos hábitos.

¿Estás a punto de mudarte y tienes miedo de la reacción de tu perro? Tienes razón en tener aprensión al respecto, ya que los perros son animales muy sensibles, por lo que es fundamental acompañarlos para garantizar su bienestar durante la mudanza.

Prepara a tu perro para la mudanza

Los perros son inteligentes y suelen entender lo que ocurre a su alrededor. Por ejemplo, los cachorros pueden confundirse cuando ven a sus dueños ocupados llenando cajas y sus casas vaciándose.

Por lo tanto, es esencial preparar a tu perro para la mudanza, que representa un verdadero trastorno para él. Para ello, procura no precipitarte.

Para ello, te aconsejamos que involucres a tu perro lo máximo posible en la preparación de este evento y que no lo dejes al margen, ya que esto podría estresarlo más. Por ejemplo, si te es posible, lleva a tu compañero a su nueva casa una o varias veces antes de la mudanza, para que se impregne del ambiente. Así, el día de la mudanza, tu perro estará más cómodo y tendrá menos miedo.

¡Ha llegado el día!

¡Es la hora de la mudanza! Estás estresado y tu perro seguramente lo está sintiendo . Para facilitarle el trabajo diario, pero también para el bienestar de tu perro, te recomendamos que lo dejes a un familiar durante la mudanza.

Para finalizar tu instalación y acoger a tu perrito en buenas condiciones, piensa en crear un rincón dedicado a él con objetos que le sean familiares, en el que podrá refugiarse y descansar en paz.

Si no tienes la oportunidad de confiar tu perro a alguien el día de la mudanza, tendrás que prestarle mucha atención. Acuérdate de ofrecerle algunas golosinas y de crearle un espacio acogedor lo antes posible, lejos del bullicio y de las idas y venidas.

Asegúrate de mantener los hábitos de tu perro después de la mudanza.

Una vez instalados los muebles y desembaladas las cajas, podrás dar la bienvenida a tu perrito en su nuevo hogar. Para ello, elige un momento tranquilo, es decir, en el que nada pueda inquietarle. En la medida de lo posible, intente quedarte en casa con él/ella durante las horas o incluso los días siguientes a su llegada.

Durante este mismo periodo, evita cambiar los hábitos a los que tu perro está familiarizado. Un ritual diario proporciona comodidad a tu perrito, pero cambiarlo durante este tiempo puede ser más molesto.

Con el paso de los días y las semanas, deberías ver cómo tu perro se relaja y se acostumbra al lugar. Sin embargo, ten cuidado de no precipitarte y paciente. Al fin y al cabo, cada perro reacciona de forma diferente, con distintos grados de tiempo de adaptación. Normalmente, un perro tarda entre dos semanas y un mes en sentirse completamente a gusto en su nuevo entorno.

0 comentarios

Artículos similares

Publicar comentario