Accueil » Educación » ¿Cómo presentar a dos perros que vivirán juntos?

¿Cómo presentar a dos perros que vivirán juntos?

Autor: Rémi

¿Planeas adoptar a un segundo perro, necesitas quedarte con el perro de un amigo o estás invitado a la casa de un amigo que tiene un perrito? Aunque el encuentro y luego la convivencia con dos perros puede ser a veces difícil, hay varias maneras de hacer más fácil esta relación.

Ya sea para una ocasión puntual o para una permanente, aquí están nuestros consejos para una convivencia exitosa.

Deseas adoptar un perro

El perro es un animal social. Al igual que los lobos, sus antepasados, la organización social sigue una lógica de jerarquía.

Así, la convivencia entre dos perros machos no castrados puede resultar conflictiva, cada uno querrá imponerse como el dominante.

Otras razones pueden causar malentendidos entre dos perros, por lo que es importante estar atento desde el principio.

Para que la convivencia sea lo más fluida posible, lo mejor es formar las siguientes parejas:

  • Un perro adulto y un cachorro
  • Dos cachorros.
  • Un macho y una hembra esterilizados

La convivencia entre un perro grande y un perro pequeño

A menudo nos pone nerviosos el encuentro entre dos perros de diferente tamaño.

Sin embargo, habrán notado que a menudo los perros pequeños se imponen ante un sabueso. Mientras tengas cuidado de que el encuentro tenga lugar bajo supervisión y en un entorno adaptado, hay que tener cuidado de no transmitir el miedo para que los animales no lo sientan.

Las dos bolas de pelo tendrán que adaptarse a su diferencia de peso. El perro más grande y lento aprenderá a manejar su fuerza. Por otro lado, el perro más pequeño evitará el juego mano a mano y preferirá un juego más apropiado.

El encuentro, la acogida y el adiestramiento tendrán lugar en las mismas condiciones que para dos perros de la misma complexión.

El encuentro entre dos perritos

Una buena convivencia entre dos perros comienza con un encuentro exitoso. Esto debería tener lugar en un lugar neutral, preferiblemente al aire libre. A veces, son necesarias varias reuniones para conocerse. Antes de cualquier reunión, debes conocer el carácter de los perros y asegurarte de que están bien socializados.

También debes estar relajado y sereno para que los animales no sientan tu estrés. Evita, entre otras cosas, permanecer en una posición estática.

Debes evitar la correa durante esta primera reunión para que los perros puedan escapar si se sienten en peligro.

Tendrás que observar el comportamiento de los dos perros y ser capaz de descifrar su lenguaje corporal para evitar cualquier signo de agresión. Ten en cuenta que los perros tienen un instinto de manada y durante esta primera reunión, el dominante tratará de imponerse. La jerarquía se establecerá de forma natural. Debes intervenir lo mínimo posible.

Sin embargo, si encuentras que la reunión no va según lo planeado, no insistas y detenla.

En caso de un buen entendimiento, podrás continuar este primer encuentro con un paseo o una sesión de juego.

Nuestro consejo para una convivencia tranquila y serena

Aquí hay algunos consejos para ayudar a tus perros a vivir juntos lo mejor posible.

Introducción en la familia

Una vez que las presentaciones hayan acabado, es hora de presentar al nuevo miembro de la familia a su nuevo entorno.

El perro tendrá que ser retirado de la casa por unas horas para que el recién llegado pueda caminar por la casa con serenidad y sea presentado a los miembros humanos de la familia. Entonces puede concentrarse en la reunión de los dos perritos que, como recordatorio, deben ser presentados de antemano.

Un acogedor lugar propio

Su nueva mascota necesitará un espacio individualizado en una parte tranquila de su casa donde pueda refugiarse cuando necesite estar tranquila o sentirse segura. Cuando llegue, los peluches y otros objetos deben ser personales para él.

La comida

La comida es un momento importante en la vida diaria de los animales. Cada uno de sus perros debe tener un bol personal colocado en un área designada. La comida debe ser servida al mismo tiempo. Las reglas para compartir deben ser claras para ambos perros desde el principio.

Educación

La convivencia entre dos perros requiere que se establezcan reglas.

Para no crear tensión entre tus perros, tendrás que respetar la organización jerárquica que se ha establecido de forma natural entre ellos. Tendrás que servir primero al perro dominante de la casa.

Por lo tanto, será este perro la prioridad para las sesiones de juego y de mimos. ¡No te sientas culpable!

La priorización de forma exitosa es una fuente de buena comprensión, siempre y cuando ambos estén satisfechos a largo plazo.

Si, a pesar de todas estas precauciones, la convivencia entre tus dos animales causa conflictos y angustia, acude a un educador canino, que puede analizar la situación y guiarte para mejorar la comunicación y la relación entre los animales.

Artículos similares

Publicar comentario