Accueil » Educación » ¿Cómo enseñarle a mi perro a hacer sus necesidades afuera?

¿Cómo enseñarle a mi perro a hacer sus necesidades afuera?

Autor: Rémi

El entrenamiento para ir al baño es uno de los pasos indispensables en la educación de un cachorro. Algunos cachorros se toman el tiempo de asimilar que sus necesidades deben ser hechas afuera y luego las hacen adentro… ¡para gran consternación de sus dueños!

Si estás leyendo este artículo, es probablemente porque tienes este problema. No te asustes, hemos reunido las diferentes soluciones que permiten a un cachorro aprender a hacer sus necesidades al aire libre.

¿A qué edad puede un perro empezar a hacer sus necesidades fuera?

En la mayoría de los casos, la falta de limpieza de los cachorros no se debe a su propia voluntad. Esto se debe a que, antes de cierta edad, son físicamente incapaces de contenerse y/o a veces simplemente no entienden que necesitan aliviarse fuera. Los cachorros generalmente comienzan a asimilar este entrenamiento desde los 6 meses de edad. Por supuesto, algunos perros tardan más tiempo, por lo que es necesario acompañarlos más a fondo.

La clave del éxito: la paciencia

No todos los perros se mueven al mismo ritmo, así que la paciencia es esencial. Apresurar las cosas o incluso ser impaciente con tu cachorro sólo empeorará las cosas. Un cachorro estresado no será capaz de asimilar adecuadamente el aprendizaje de nuevas reglas como la limpieza.

Observar y actuar en el momento adecuado

La observación te ayudará enormemente a enseñar a tu perro a hacer sus necesidades fuera. De hecho, al observar a tu cachorro, puedes llevarlo fuera de tu casa cuando esté a punto de hacer alguna de sus necesidades. Aunque no sea suficiente, le ayudará a aprender las reglas y a entender que siempre tiene que salir al exterior.

Con el mismo propósito, es importante establecer ciertos rituales. Por ejemplo, si tu perro sabe las horas del día en que se debe salir, podrá contenerse mejor.

Para animar a tu perro a seguir por este camino, no dudes en felicitarlo cuando salga a hacer sus necesidades por primera vez. Al contrario, aunque no quieras regañarlo, di «no» con firmeza cuando tu cachorro tenga la culpa y haga sus necesidades en tu casa.

Reglas para un aprendizaje exitoso

Ten cuidado, para que tu perro logre estar y mantenerse limpio, tú también debes respetar las reglas.

En primer lugar, como ya hemos mencionado, no regañes a tu perro si no puede contenerse. No es su culpa y no entenderá tu reacción. En esta situación, asegúrate de mantener la calma.

Para la limpieza, lo mejor es mantener a tu perro alejado y usar lejía para eliminar todos los olores. Un olor persistente puede hacer que tu perro empiece de nuevo a hacer sus necesidades en el mismo lugar.

Aunque el adiestramiento en casa nunca es una tarea obvia y fácil, ni para el cachorro ni para sus adoptantes, es inevitable. Paciencia, observación y educación son las palabras claves para esta etapa de la vida de un perro.

Artículos similares

Publicar comentario