Accueil » Salud » Exámenes e intervenciones » La artroscopia en los perros

La artroscopia en los perros

Autor: Rémi

¿Qué es la artroscopia en los perros?

La artroscopia en los perros es una técnica endoscópica utilizada en la cirugía que permite el examen del interior de la articulación que se desea observar y, al mismo tiempo, ofrece la posibilidad de una biopsia dirigida.

Utilizando una fuente de luz, una cámara de vídeo de alta definición y una artroscopia, esta técnica quirúrgica permite explorar visualmente una articulación deficiente en el cuerpo del perro.

Su principal característica es que esta técnica es poco invasiva. Mientras que en el pasado era necesario realizar una cirugía invasiva para comprobar el estado interno de una articulación, ahora es posible hacerlo gracias a una pequeña incisión en la piel de sólo unos pocos milímetros.

¿Cómo se creó esta técnica médica?

La artroscopia fue creada en Japón. Traída posteriormente a Europa por el Dr. Henri Dorfmann, permite trabajar en el interior de la articulación cuando el paciente está anestesiado localmente o de forma general, dependiendo del caso.

Los progresos realizados en la medicina humana con la artroscopia han llevado al uso de este método de intervención en la medicina veterinaria. Este método proporciona una excelente visión óptica iluminando y ampliando las estructuras internas del perro.

Se remonta a la década de 1960 para los seres humanos, se utilizó en la década de 1970 para los caballos y comenzó en la década de 1980 para los perros. En la década de 1990, se convirtió en un una técnica usada muy frecuentemente por los veterinarios que trataban a las mascotas, especialmente a los perros.

¿Cuáles son las ventajas de la artroscopia en los perros?

Las ventajas de este método son bastante numerosas.

Beneficios

  • Ampliación de las estructuras conjuntas exploradas
  • Poder llegar a zonas que de otro modo no estarían exploradas
  • Alta precisión de los gestos operativos
  • Poco dolor postoperatorio para el perro (más molestias que dolor)
  • Convalecencia más corta
  • Mejor pronóstico
  • Menor riesgo de desarrollar osteoartritis en comparación con la cirugía abierta

Desventajas

  • Coste muy alto 
  • Se requiere una larga y necesaria experiencia antes de adquirir una buena práctica

¿Por qué la artroscopia?

Ninguna técnica es superior a esta forma de examen, pero al menos tres componentes principales pueden explicar el uso frecuente por los veterinarios.

  1. La exploración visual de la articulación e incluso la palpación de sus diversos componentes, como la cápsula articular, el ligamento o el cartílago, es la mejor manera de proceder. Un pequeño orificio cutáneo de sólo unos pocos milímetros es suficiente para dar acceso a todos los compartimentos existentes en la misma articulación. Las lentes ópticas que permiten un gran aumento, la adquisición digital de las imágenes obtenidas y su proyección en una pantalla son excelentes razones para utilizar la artroscopia.
  2. La artroscopia permite el lavado de la cavidad articular, asegurando así una buena visualización, ya que esta última depende totalmente de la irrigación permanente y presurizada de la cavidad explorada. La acción de enjuague o lavado permanente del medio articular está garantizada por el conducto de artroscopia donde se lleva la solución salina fisiológica y luego se evacua a la cavidad a través de cánulas o agujas.
  3. Este método, conocido como «cirugía mínimamente invasiva», también permite operar sin exposición y con una gran precisión para las lesiones intraarticulares.

Indicaciones para el perro

Algunas condiciones específicas en partes más particulares del cuerpo son tratadas más comúnmente por artroscopia que otras por los veterinarios.

Codo

  • Fragmentación del proceso coronoides
  • Displasia del codo

Hombro

  • Disección de osteocondritis
  • Inflamación del tendón del bíceps
  • Desgarro del tendón del bíceps
  • Desgarro del ligamento
  • Inestabilidad del hombro
  • Fractura del cartílago

Rodilla

  • Rotura del ligamento cruzado
  • Extirpación parcial del menisco
  • Lesión de cartílago
  • Ablandamiento del cartílago

Cadera

  • Displasia de la cadera
  • Ruptura de los ligamentos
  • Ruptura de la cápsula articular
  • Daños en el cartílago

Otros posibles casos

  • Cuerpos extraños
  • Inflamación aguda o crónica
  • Bursitis
  • Sinovitis
  • Trauma

Todos los problemas de las articulaciones pueden ser posiblemente tratados  con artroscopia. Sin embargo, como se requiere mucha experiencia para proceder, los veterinarios menos experimentados suelen preferir transferir a los pacientes que requieren este tipo de procedimiento a un veterinario más experimentado y especializado.

Posibles complicaciones de la artroscopia en los perros

Aunque este método es muy eficaz, pueden producirse complicaciones, sin embargo, estas son muy poco frecuentes. Generalmente, el pronóstico de recuperación es de alrededor del 90% para un perro con un problema en las articulaciones.

  • Dolor postoperatorio breve pero molestias ligeramente mayores 
  • Infección de las articulaciones o artritis séptica (muy raro y poco común, menos del 1% de los casos)
  • No hay mejoras después de la artroscopia

En lo que respecta las necesidades de salud se recomienda generalmente para los perros después de la artroscopia un período de convalecencia de unas 6 semanas sin ningún tipo de ejercicio y con salidas con correa.

Conclusión

La artroscopia es uno de los métodos modernos utilizados en la medicina veterinaria y posee una eficiencia superior en comparación con muchos otros métodos que no pueden garantizar un campo de visión operativo tan amplio en las estructuras articulares del cuerpo canino.

Artículos similares

Publicar comentario