Accueil » Sin categorizar » El Kong para perros: un juguete divertido y educativo

El Kong para perros: un juguete divertido y educativo

Autor: Rémi

El kong es un juguete que se convertirá rápidamente en el pasatiempo favorito de tu perro y te hará reír. Además, es una muy buena herramienta educativa. En este artículo te explicaremos de dónde viene el kong, los diferentes modelos y dónde comprar uno.

¿Qué es el kong?

Este juguete para perros nació en 1976 cuando su creador, Joe Markham, se dio cuenta de que su perro pastor alemán había dañado sus dientes al masticar piedras y palos. Así que pasó varios años desarrollando el juguete perfecto para su perro y creó el Kong.

Al ver las primeras versiones del Kong, un amigo de Joe Markham lo comparó con «los tapones de oído para King Kong», de ahí el nombre del juguete.

Por lo tanto, es un juguete de goma ultra resistente que está destinado a ser masticado por el perro. La forma del kong hará que rebote de forma irregular e intrigará a tu perro que tratará de atraparlo y masticarlo durante horas, mientras satisface sus instintos y lo mantienes ocupado durante horas.

También puedes llenarlo con pienso o con cremas para prolongar el juego y mantener a tu perro ocupado durante muchas horas.

Un juguete que educará a tu perro

La principal ventaja del kong es su habilidad para entretener y educar al perro. Al masticar el kong, el perro libera endorfinas y así estará más sereno y relajado.

El kong permite a tu perro desahogarse y reducir el riesgo de travesuras. Además, este juguete tiene muchos beneficios para la salud de tu perro:

  • Ayuda a que los dientes crezcan
  • Resuelve los problemas a la hora de masticar
  • Reduce la ansiedad cuando se le deja solo
  • Ayuda a combatir el aburrimiento
  • Elimina el molesto hábito de cavar agujeros o ladrar innecesariamente.

Todos los modelos de Kong

Todo tipo de perros podrán disfrutar de este increíble juguete. Hay muchos modelos adaptados a los tamaños y edades de los diferentes perros.

El Clásico de Kong (rojo)

Este es el kong original que garantizará la experiencia de juego ideal para tu perro. Está disponible en varios tamaños dependiendo del peso del animal:

  • XS: hasta 2 kg
  • S: hasta 9 kg
  • M: entre 7 y 16 kg
  • L: entre 13 y 30 kg
  • XL : entre 27 y 41 kg
  • XXL : más de 38 kg

El «Puppy» Kong (rosa o azul)

Este ha sido especialmente diseñado para cachorros que tienen dientes de leche y mastican de forma menos intensa que un perro adulto. La goma es por lo tanto más suave y más adaptada al cuerpo del joven cachorro.

El «Extreme» Kong para aquellos perros que mastican muy fuerte (negro)

Este juguete ha sido especialmente diseñado para perros que tienen gran fuerza en sus mandíbulas y mastican muy fuerte. Su goma es ultra resistente.

Existe en diferentes tamaños según el peso del perro:

  • S: hasta 9 kg
  • M: entre 7 y 16 kg
  • L: entre 13 y 30 kg
  • XL : entre 27 y 41 kg
  • XXL : más de 38 kg

El «Senior» Kong para perros mayores (violeta)

Este kong ha sido diseñado para perros mayores que probablemente padezcan más dolor al masticar. Su goma blanda respetará los dientes y las encías de aquellos perros que ya han vivido muchos años.

Existe en diferentes tamaños según el peso del perro:

  • S: hasta 9 kg
  • M: entre 7 y 16 kg
  • L: entre 13 y 30 kg

¿Cómo se llena un Kong con comida?

Puedes llenar el kong de tu perro con cualquier tipo de comida (pienso, paté, golosinas para perros, plátanos picados…) y permitirle disfrutar de sus comidas mientras se divierte.

Al principio, empieza por no llenarlo demasiado. Recuerda que este juguete es un rompecabezas para el perro y si lo haces demasiado difícil, puede aburrirse y desanimarse rápidamente. Utiliza alimentos que se caigan fácilmente del kong para que tu perro entienda que el interior del juguete está lleno de comida y que existen mecanismos para conseguirla.

A partir de ahí, en cuanto empiece a acostumbrarse complica el desafío:

  • Utiliza trozos de comida más grandes (trozos de fruta o verdura, golosinas más grandes) para que tu perro se tome más tiempo y esfuerzo para extraerlos del juguete.
  • Enfría o congela el kong. Si la comida está fría, será más sólida y a tu perro le encantará este desafío extra.
  • Esconde el juguete en tu casa. De esta manera, tu perro se divertirá oliendo la comida mientras intenta encontrar su juguete favorito.

Nuestra opinión sobre el Kong

Este juguete es muy útil para el perro ya que combina entretenimiento y educación. Gracias a su goma ultra resistente, el kong podrá durar muchos años junto a tu perro y le ayudará a superar sus momentos de soledad.

Teniendo en cuenta todo lo que puede aportar, su precio es muy accesible y por eso recomendamos la compra de este juguete.

Artículos similares

Publicar comentario