Accueil » Le comportement du chien » Mi perro se come su propia caca: causas y soluciones

Mi perro se come su propia caca: causas y soluciones

Autor: Rémi

Casi todos los dueños de perros ya han observado el comportamiento del perro de ingerir sus propias heces. Este comportamiento puede ser normal si es ocasional y no obsesivo, pero deberás alertarte cuando se convierte en una obsesión.

Ver a tu perro comer sus excrementos puede ser desagradable y este comportamiento se llama coprofagia. En este artículo, te explicaremos qué es la coprofagia, sus causas y sus posibles soluciones.

¿Qué es la coprofagia?

La coprofagia consiste en alimentarse de las heces. En muchas especies como los insectos, esto es una parte normal de su dieta. En los perros, puede ser un comportamiento normal para una perra que ha dado a luz y lame e ingiere las heces de sus cachorros en las primeras semanas de vida.

Sin embargo, la coprofagia en los perros es anormal y puede tener diversos orígenes médicos y de comportamiento.

¿Por qué mi perro está comiendo su caca?

Si tu perro come sus excrementos, puede tener varios orígenes. Aquí están las principales causas de la coprofagia en los perros:

  • Origen del comportamiento: El mal adiestramiento, el abuso o la mala socialización del perro pueden provocar trastornos de comportamiento que pueden implicar coprofagia. Se pueden citar otras causas: estrés, bulimia, aburrimiento, desorientación en perros viejos, espacio vital pequeño, etc.
  • Fuente de alimentación: un perro que come demasiado rápido o no tiene una dieta equilibrada y saludable puede excretar nutrientes no digeridos en sus heces. Estos nutrientes son siempre apetitosos para el perro, que no duda en comerlos.
  • Origen médico: Generalmente, cuando un perro considera las heces como un alimento, esto corresponde a un trastorno digestivo. Esta mala digestión puede ser causada por: insuficiencia pancreática, deficiencia de amilasa (enzima responsable de la descomposición del almidón), inflamación crónica del estómago e intestino, tumor, desorden hormonal o una parasitosis.

¿Es peligroso que mi perro se coma su caca?

Considerando sólo las heces, aunque puedan causar mal aliento, desagradable para ti y para todos los que se acercan al perro, no hay peligro en la práctica. El peligro reside en el contenido de las heces.

De hecho, en la mayoría de los casos, las bacterias que pueden causar gastroenteritis, virus bastante peligrosos como el parvovirus o los huevos de parásitos se refugian en las heces y contaminan a tu perro.

Por lo tanto, es muy importante desparasitar a tu perro regularmente, o mejor aún, ocuparse de este problema de coprofagia y evitar que coma sus excrementos.

Mi perro se come su caca: ¿qué puedo hacer?

Lo primero que hay que hacer si tu perro come sus excrementos es consultar a un veterinario sin perder tiempo. Sólo un veterinario puede determinar la causa de la coprofagia en tu perro y únicamente un veterinario podrá detectar si se trata de un problema de comportamiento o de salud. Asimismo, podrá determinar el tratamiento apropiado.

En lo que te respecta, puedes tomar medidas para prevenir este comportamiento: una dieta digestible y rica en agua, una desparasitación regular, ropa de cama limpia y un espacio vital suficientemente grande.

Coprofagia en perros: soluciones para adoptar

Sobre todo, es útil señalar que regañar y gritar a un perro que come sus excrementos puede agravar este comportamiento.

Para corregir la coprofagia, aquí hay algunas soluciones que puedes adoptar:

  • Mejorar sus condiciones de vida: es importante espaciar las comidas, los paseos y la higiene de tu perro.
  • Mantén a tu perro ocupado para que no se aburra;
  • Desvía ese tipo de comportamiento: recompénselo cada vez que se desvíe de sus excrementos.
  • Enséñale las indicaciones o normas de «stop», no tocar o no moverse.

Artículos similares

Publicar comentario