Accueil » Comportamiento » ¿Por qué mi perro me sigue por todas partes y qué puedo hacer?

¿Por qué mi perro me sigue por todas partes y qué puedo hacer?

Autor: Rémi

Tu perro es pegajoso. Aunque este rasgo puede parecer algo bonito y amigable, puede ser difícil de manejarlo cuando tu perro te sigue al baño o llora en tu ausencia.

En este artículo, descubre las razones por las que tu perro puede ser una lapa contigo y las soluciones para limitar su apego.

¿Por qué es tan pegajoso tu perro?

Existen varias razones que pueden explicar que tu perro sea pegajoso. En general, hay muchas razones y muchas de estas pueden explicar este comportamiento.

Un rasgo de su carácter

Algunos perros son de naturaleza más pegajosa que otros. Por ejemplo, los Shibas Inu son conocidos por ser una raza independiente, mientras que bichones frisé no les gusta mucho la soledad. También hay que tener en cuenta que algunos individuos de la misma raza están más o menos acostumbrados a la soledad.

Ausencia frecuente

Si sueles estar fuera de casa muy regularmente, durante largos períodos de tiempo, tu perro puede simplemente estar triste y pegarse a ti cuando estés presente. Es su manera de mostrarte que te echa de menos.

Hiper apego

La forma en que tú estás con tu perro puede influir en la forma en que se comporta. Si pasas mucho tiempo con tu perro, o si lo desafías constantemente mientras duerme o hace otra cosa, puede llegar a depender de ti.

Miedo al abandono

Si tu perro ha sido abandonado, puede tender a aferrarse un poco más a ti y seguirlo. Su pasado tendrá entonces una fuerte influencia en tu comportamiento.

¿Qué hacer en caso de que tu perro sea pegajoso?

chien pot de colle

Si tu perro es pegajoso, será posible actuar en diferentes puntos para trabajar con él.

Trabaja en el estrés del perro

Algunos perros simplemente están estresados. Para ayudarles a aliviar el estrés, existen varias herramientas disponibles. Por ejemplo, Las flores de Bach pueden ayudar a calmar a tu perro. También puedes ofrecerle ejercicios en los que se le deja solo por unos minutos en una habitación al lado de la tuya – así aprende a estar solo sin miedo.

Deja que tu perro disfrute y se divierta por su cuenta

Cuando tu perro está ocupado – jugando, durmiendo, comiendo – y no necesita tu atención, no la pidas. Déjalo que lo haga por su cuenta. También es al solicitarle que lo haces dependiente de ti: puede tender a creer que lo necesitas todos los días y se quedará entonces a tu lado para acompañarte.

Deja a tu perro con un cuidador de perros

Demuéstrale a tu perro que puede divertirse y pasarlo bien sin ti dejalo con un cuidador de perros. Por una tarifa establecida, esta persona puede vigilar a tu perro y pasearlo durante unas horas, un día o incluso varios días.

Coge una cita con un especialista en comportamiento

Si el estrés de tu perro es demasiado intenso, también puedes consultar a un especialista en comportamiento canino. Te dará explicaciones sobre el comportamiento de tu perro, así como los ejercicios para despegarlo de ti.

Trabaja en ti también

Como se ha mencionado ya anteriormente, puedes ser uno de los factores que ha hecho de tu perro pegajoso.

Hazte esta pregunta: ¿realmente quieres que tu perro se despegue de ti y disfrute en soledad? ¿Quieres que disfrute de otros humanos además de ti? A algunos dueños de perros les gusta tener el afecto exclusivo de su mascota y tienden – no necesariamente a propósito – a monopolizarlo.

Si consultas a un especialista en comportamiento canino, no dudes en compartir con él tus propios hábitos hacia tu perro para ver qué puede hacer para reducir su estrés y tranquilizarlo.

Artículos similares

Publicar comentario