DogsPlanet » Adiestramiento » Mi perro tira de la correa : ¿qué hacer?

Mi perro tira de la correa : ¿qué hacer?

Autor: El equipo DogsPlanet.com

Imagínate que estás paseando y tu perro se escapa tirando de la correa, lo que le hace forzar el cuello.

Este es un comportamiento común al que se enfrentan muchos dueños de perros cuando los sacan a pasear por primera vez. La verdad es que se necesita algo de tiempo y práctica para acostumbrar a tu perro a no dar tirones y a caminar a tu lado.

Hoy estamos aquí para hacerte la vida más fácil dándote los mejores consejos sobre cómo evitar que tu perro tire de la correa. Pero antes de que te demos las técnicas, tienes que saber lo siguiente:

¿Por qué los perros tiran de la correa?

La mayoría de las veces, verás que los perros tiran de la correa porque están entusiasmados por explorar nuevos entornos. Al fin y al cabo, tienen instintos primarios de caza y de búsqueda de sus presas, y por eso les gusta ir a lugares nuevos.

Junto con el nuevo entorno, se excitan con nuevos olores, nuevas personas y nuevos animales.

Además, si a tu perro le gusta pasear, es posible que dé un tirón para iniciar el paseo o para sugerir que quiere que le paseen. Otra razón es que si no está acostumbrado a pasear tan a menudo, podría asustarse y ponerse ansioso, dando tirones para escapar.

¿Cómo evitar que mi perro tire de la correa?

perro tira correa

Evitar que un perro tire de la correa implica mucho ensayo y error. Los consejos y trucos que exponemos aquí pueden funcionar o no. Depende de tus preferencias y de cómo sea la personalidad de tu perro. Si no funciona a la primera, sigue intentándolo; al final lo conseguirás. Para ayudarte a conseguirlo, puedes probar los siguientes trucos:

1. Utilizar el refuerzo positivo

¿Has oído hablar del método de condicionamiento operante, el refuerzo positivo? Si no es así, se trata de un método conductual inventado por el famoso psicólogo estadounidense B.F Skinner.

Según Simply Psychology, cuando se produce un buen comportamiento, se premia. Hoy en día, esta técnica no sólo se aplica a los humanos, sino también a los perros. Por ello, puedes utilizarla para su perro.

Cuando estés paseando a tu perro y éste no tire hacia delante de la correa, es decir, cuando esté caminando con la correa suelta, deberías premiarlo. Unas buenas recompensas para tu perro podrían ser golosinas y juguetes, para utilizarlos como incentivo para que camine más con la correa suelta.

2. Realizar el entrenamiento de obediencia

Otro método para enseñar a tu perro a no tirar de la correa es utilizando órdenes. Ahora bien, si tu perro no está ya adiestrado, debes llevarlo a clases de obediencia o enseñarle tú mismo.

En primer lugar, una orden importante que debe aprender es «quieto» o «junto». Si decide tirar de la correa, esto lo detendrá ya que sabrá que está haciendo algo mal.

En esta situación, debes empezar a adiestrar a tu perro en un entorno exterior como un parque, un patio, un jardín o en una clase de obediencia. Una vez que tu perro haya aprendido las órdenes básicas, debes hacer que se familiarice con caminar a tu lado con la correa.

Si tu perro tira hacia delante, utiliza una de las órdenes para que deje de hacer esa acción. Luego, cuando empiece a caminar con la correa suelta, utiliza el refuerzo positivo.

3. Trata de no usar un collar

Estamos seguros de que has visto a muchos perros paseando con un collar.

La verdad es que los collares no siempre son los más beneficiosos para tu perro. Cuando intentas tirar de un perro hacia atrás para que no camine hacia delante utilizando un collar, puede hacer que se resista.

La mayoría de las veces, intentarán tirar con más fuerza hacia delante, y esto puede dañar su cuello. En particular, puede causar lesiones en la tráquea y el cuello.

4. Utilizar un cabestro anti-tirones

Un cabestro es una correa de apoyo, que rodeará el hocico, permitiendo que la nariz y la boca de tu perro pasen a través de él. La razón por la que un cabestro anti-tirones es estupendo para pasear es que, al tirar hacia delante, no le sujetará el cuello; lo que ocurrirá es que la cabeza de tu perro volverá hacia ti.

Una vez que esto suceda, puedes detener a tu perro y comenzar a entrenarlo donde lo dejaste. Si es la primera vez que utilizas un ronzal, asegúrate de que tu perro se familiarice con él.

Para ello, hay que permitirle que lo investigue por completo, olfateándolo y acostumbrándose al sonido de la pinza.

5. Detenerlo

Otra técnica que puedes probar es que si tu perro se adelanta e intenta tirar de la correa, te detengas donde estás. Cuando te detengas, el perro no podrá ir más allá y tú tampoco estarás tirando de él desde tu lado. Una vez que te hayas detenido, coge una golosina o comida sabrosa y engatusa al perro para que vuelva a tu lado. Entonces, inténtalo de nuevo. Si camina con éxito, vuelve a utilizar una golosina como refuerzo positivo.

6. Utiliza un arnés

mi perro tira mucho de la correa

Como se ha mencionado anteriormente, los collares pueden ser peligrosos para los perros y pueden causar lesiones en el cuello. Una gran manera de evitar que tiren y se lesionen es utilizando un arnés para perro.

Un arnés de pecho distribuye uniformemente el peso alrededor del cuerpo de tu perro en comparación con un collar. Esto significa que cuando tu perro tira de la correa, su cuerpo se girará en lugar de ir hacia delante y ponerse en riesgo de sufrir lesiones.

7. Alza la voz

Simplemente con una voz alta, amable y alentadora, puedes incitar a tu perro a acercarse. Si corres hacia delante y animas a tu perro, éste se unirá a ti con la correa suelta y lo más probable es que no tire de ella mientras avanza.

8. Sé imprevisible

Una vez que tu perro haya aprendido las órdenes básicas, es mejor ser imprevisible para reducir las posibilidades de que tire de la correa. Si eliges ser imprevisible, tu perro tendrá que estar atento y escucharte todo el tiempo.

Esto significa que puedes girar hacia el otro lado, decirle a tu perro que se siente, o cualquier cosa inusual. Si lo hace, recompénsalo con una golosina.

Es posible que tu perro no esté tirando

Entendemos que has llegado a este artículo en busca de consejos para que tu perro no tire de la correa. Ten cuidado, ya que tu perro puede no estar tirando. Si ves que tu perro se lanza hacia delante o ladra mientras tira, puede significar algo diferente.

En lugar de estar excitado, podría estar frustrado o asustado por algo cercano. En este caso, echa un vistazo a tu alrededor para ver si hay algo intimidante cerca. Si lo hay, siempre puedes darle golosinas, convirtiéndo este susto o esta frustración en una experiencia positiva.

Reflexiones finales

La mayoría de las veces, los perros tiran de la correa porque están emocionados por explorar nuevos lugares, nuevos olores y vistas. Otra razón es que están increíblemente ansiosos por salir de paseo y quieren iniciarlo.

Una forma práctica de evitarlo es enseñarle trucos sencillos de obediencia. Del mismo modo, cuando aprenda a caminar con la correa suelta, utiliza el refuerzo positivo y recompénsalo con una golosina. Intenta evitar el uso de collares, ya que pueden provocar lesiones en el cuello, y utiliza en su lugar un arnés de pecho o un cabestro.

Ten cuidado si su perro empieza a dar tirones, a embestir y a ladrar. Si tu perro hace esto, podría estar asustado por otro animal o vehículo que pase por allí. Para detener este comportamiento, se recomienda darle una golosina para que se calme.

0 comentarios

Artículos similares

Publicar comentario