Las 10 mejores mantas térmicas y eléctricas para perros

perro con manta

Cuando llegan los meses de frío, tu perro comienza a buscar la zona más calentita de la casa. Las mantas térmicas para perros pueden ser ese lugar. Y es que le ofrecen descanso, confort y una mejor salud.

Te lo contamos todo sobre uno de los mejores regalos que puedes hacerle a tu mascota para que conozcas sus características y los diferentes tipos que hay en el mercado.

Mantas autocalentables para perros

Entre las mantas térmicas para perros que existen, las mantas autocalentables son aquellas que funcionan sin electricidad, ya que retienen el calor natural del cuerpo. Estos son algunos de nuestros modelos favoritos.

Manta de calefacción Toozey

manta calefaccion perro toozey

Sin pilas ni electricidad, la manta Toozey mantendrá a tu perro calentito con el calor residual de su cuerpo.

Para lograrlo, esta manta térmica para perros está confeccionada con cinco capas de material aislante de alta calidad.

Además, su superficie suave hace de ella uno de los lugares más cómodos y relajantes que tu amigo de cuatro patas podrá conocer. 

Lo que nos gusta

Esta manta térmica para perros es cómoda, segura y fácil de usar, ya que no necesita energía ni batería. 

Manta autocalentable Riijk para perros

riijk manta perros

Las horas de descanso de tu perro están garantizadas con la manta Riikj Fell in Love ya que su capa aislante de fieltro no produce crujidos incómodos.

Además, el material del que está compuesta no solo es suave y mullido, sino que también devuelve el calor corporal. Un espacio acogedor para usar tanto en el hogar como en el transportín.

Lo que nos gusta

La funda de este cojín de calor se extrae y se puede lavar, de modo que es una manta térmica para perros higiénica y fácil de limpiar.

Manta térmica PiuPet

piupet manta termica perro

La manta térmica para perros PiuPet es ideal tanto para exterior como interior gracias a la lana de poliéster con la que está hecha.

De hecho, este material hará que tu compañero se sienta calentito y mullido. Además, al igual que el resto de mantas autocalentables, esta opción no necesita corriente externa.

Lo que nos gusta

Esta manta es fácil de transportar y de lavar debido a su peso, dimensiones, calidad del material y ausencia de cables.

Manta autocalentable Morapets

mora pets manta autocalentable perros

Si buscas comodidad y calor, la manta Morapets es la opción que tu compañero peludo necesita. Fabricada en poliéster, esta camita térmica es esponjosa y ofrece una amortiguación incomparable.

Además, sus cinco capas capturan y reflejan el calor corporal de tu perro.

Lo que nos gusta

Esta manta térmica para perros cuenta con una funda con cremallera para facilitar su limpieza. De hecho, podrás ponerla en la lavadora sin problemas. Además, su tamaño es perfecto para usarla tanto en el sofá como en el interior de jaulas o transportines.

Mantas eléctricas para perros

Las mantas eléctricas se enchufan directamente a la corriente eléctrica y mantienen la temperatura a través de un termostato. Veamos algunos de los modelos más destacados.

Manta eléctrica para perros de Toozey

toozey manta eléctrica perros

La manta Toozey es ideal para perros ancianos, con enfermedades artríticas o, incluso, recién nacidos.

Esta manta de última generación permitirá a tu amigo de cuatro patas mantenerse abrigado y cómodo durante todos los meses de frío.

Además, la cubierta está confeccionada por un agradable terciopelo para que tu perro descanse a pierna suelta.

Lo que nos gusta

Se desmonta, es fácil de limpiar y segura, ya que su cable es resistente a la mordida de los animales. Además, la manta térmica para perros Toozey cuenta con un temporizador con cuatro niveles (4/8/12/24H).

Manta eléctrica para perros de Pecute

pecute manta eléctrica perros

Suave y confortable, la manta eléctrica para perros Pecute está fabricada en franela para ofrecer una mayor calidad a tu compañero peludo.

De hecho, gracias a este material, la manta conserva el calor y favorece el sueño. Sin duda, las perras embarazadas y los canes recién nacidos, ancianos, con lesiones o artritis encontrarán en este espacio el lugar perfecto para descansar.

Además, la manta también cuenta con un regulador de temperatura para elegir entre cinco intensidades diferentes. 

Lo que nos gusta

Esta manta térmica para perros se apaga de forma automática tras 12 horas de uso continuado. De este modo, no solo se prolonga la vida útil, sino que previene cualquier accidente. 

Manta eléctrica de Wodondog

manta eléctrica para perro pequeño

La manta Wodondog de última generación proporciona a tu perro todo lo necesario para mantenerse calentito y cómodo a lo largo del invierno.

De hecho, esta manta eléctrica cuenta con siete niveles para ajustar los grados y con un sensor que activa el modo de temperatura constante una vez alcanzados los grados establecidos. 

Lo que nos gusta

La manta Wodondog incorpora dos fundas de tela extraíbles que pueden quitarse y lavarse fácilmente.

Mantas térmicas de tela

Sencillas, pero muy funcionales. Las mantas térmicas para perros de tela están diseñadas para ofrecer la máxima comodidad a tu compañero y transportarlas a cualquier lugar.

Manta suave de felpa de PETTOM

pettom manta suave de felpa

¡Protege los muebles de la casa y crea un lugar cálido y seguro para tu compañero peludo con la manta térmica para perros PETTOM!

Diseñada con un forro interno impermeable, esta manta absorbe el sudor e impide que los líquidos la traspasen. Además, está confeccionada en poliéster, de modo que ofrece toda la suavidad y calor que tu perro puede necesitar. 

Lo que nos gusta

Esta manta térmica para perros protege las superficies de arañazos, manchas, líquidos y exceso de pelos. Además, debido a su tamaño y peso, puedes transportarla y colocarla en cualquier lugar. 

Manta para perros de Trixie

manta trixie para perros

Suave y calentita, la manta para perros Trixie está hecha en felpa para ofrecer el máximo confort a tu amigo de cuatro patas. De hecho, puedes llevarla y utilizarla en cualquier lugar, como en la cama de tu perro, el transportín, el sofá, su caseta o el coche. 

Lo que nos gusta

No solo es una manta de forro polar muy cálida, sino que ¡es apta para alérgicos!

Mantas térmicas de microondas

Otra opción para garantizar un invierno calentito a tu compañero peludo son las mantas térmicas para perros que se calientan en el microondas. No tendrás nada de lo que preocuparte ya que ¡se enfrían a medida que pasa el tiempo!

Almohadilla de calor para perros de Snuggle safe

snuggle safe almohadilla microondas perro

La manta Snuggle safe es ideal para los perros más pequeños, pues mantiene el calor hasta diez horas después de unos minutos en el microondas. De hecho, ¡podrás calentarla de nuevo en cuanto se enfríe!

Lo que nos gusta

Esta manta no solo es lavable, sino también reutilizable. Además, puede usarse tanto en interior como en exterior, ya que es resistente a la intemperie.

¿Qué es una manta térmica/eléctrica para perros?

Las mantas térmicas para perros están concebidas para mantener a tu perro calentito, así como para favorecer su descanso y reducir el dolor de algunas enfermedades. Dependiendo de sus componentes y funcionamiento, podemos encontrar mantas eléctricas, autocalentables, para microondas y de tela.

Además, la mayoría de estas mantas son lavables y son muy seguras para los animales, ya que están diseñadas para resistir tirones y mordeduras.

¿Qué beneficios tiene una manta térmica para perros?

Combatir el frío y ofrecer un entorno cómodo y calentito a tu compañero peludo son las principales virtudes de una manta térmica para perros, pero no las únicas. 

  • La mayoría de mantas térmicas se lavan fácilmente y pueden introducirse en la secadora. 
  • Tu perro no correrá el riesgo de sobrecalentarse, ya que las mantas de calidad están diseñadas para desconectarse si alcanzan una temperatura excesiva. Por tanto, son muy seguras
  • La temperatura de las mantas térmicas es regulable, de modo que puedes ajustarla a las necesidades o gustos de tu perro.
  • Además de económicas, estas mantas también son eficientes. De hecho, su consumo de electricidad es mínimo.
  • Favorecen la circulación sanguínea y reducen los dolores musculares. Es más, el uso de las mantas térmicas para perros se recomienda en canes con artritis, lesiones o problemas articulares. 
  • Regulan el sueño y ayudan a tu perro a dormir mejor. 

¿Cómo funcionan las mantas térmicas para perros?

La mayoría de las mantas térmicas para perros están fabricadas con fibras especiales que absorben el aire caliente y lo irradian de vuelta.

Además, estas mantas suelen incorporar una lámina de aluminio en su interior para aislar del frío y aprovechar el calor corporal.

De esta forma, tu amigo de cuatro patas puede permanecer caliente y cómodo durante los meses más fríos. 

Los diferentes tipos de mantas térmicas para perros

Si estás pensando en comprar una nueva manta térmica para tu perro, debes saber que existen distintos tipos en el mercado.

En función de los materiales con los que están hechas, los elementos que las componen y su funcionamiento, podrás encontrar mantas autocalentables, con electricidad, de tela y de microondas.

Autocalentable

Las mantas autocalentables reflejan el calor que genera el cuerpo de tu perro. A través de este sencillo sistema, estas confortan a tu compañero peludo sin tener que recurrir a la electricidad.

Además, no contienen cables de ningún tipo, se transportan fácilmente y no superan la temperatura corporal de tu perro. Sin embargo, debes tener en cuenta que toman un poco más de tiempo en calentarse. 

Con electricidad

Por el contrario, las mantas que funcionan con electricidad se enchufan directamente a la corriente eléctrica para generar calor.

De hecho, estas mantas se calientan de inmediato, aunque cuenten con un termostato para regular y mantener la temperatura. Por ello, es imprescindible que vigiles la manta y la retires si alguno de sus cables está roto o desgastado.

De tela/felpa (mantas tradicionales, pero muy calentitas)

En cambio, las mantas de tela suelen estar confeccionadas con materiales adecuados para mantener el calor, como algodón, poliéster u otras fibras naturales o sintéticas. Estas opciones suelen destacar por su suavidad y ligereza, ideales para transportarlas y utilizarlas en cualquier lugar.

Que se ponen en el microondas

Por su parte, las mantas que se calientan en el microondas están rellenas de un gel que atrapa el calor y que se enfría poco a poco.

El riesgo de que esta manta térmica para perros se sobrecaliente es mínimo. No obstante, deberás prestar atención a su temperatura cuando la saques del microondas. Además, si observas que la manta está rota o desgastada, conviene que la deseches.

¿Cómo saber si mi perro necesita una manta térmica?

Tanto si tu perro se siente incómodo ante las bajas temperaturas como si padece de problemas articulares, una manta térmica puede ser la solución perfecta.

Tiene frío en invierno

Los temblores, escalofríos y lloriqueos son algunas de las señales que indican que tu perro está pasando frío.

De hecho, estas reacciones tienen el objetivo de equilibrar la temperatura de su cuerpo y transmitir incomodidad. Las orejas frías y la necesidad de acurrucarse son otros síntomas de que tu compañero necesita calor.

Perro con artritis

El calor de las mantas térmicas también se orienta a la reducción de dolor en casos de artritis y edades avanzadas.

Es más, los perros con displasias, lesiones en la columna, problemas de circulación y otras dolencias también pueden beneficiarse de las mantas térmicas para perros.

Perros de pelo corto

Muchas razas de perro tienen un doble manto de pelo que las protege contra el frío. Sin embargo, las razas de pelo corto requieren una mano extra para soportar las noches frías de otoño e invierno. 

Perras que tienen cachorros

Por último, las perras embarazadas o con cachorros también demandan una temperatura adecuada para mantenerse saludables a nivel físico y psicológico. De hecho, tanto las perras como los cachorros necesitan lugares cálidos y seguros para crecer ¡y fortalecer los vínculos!

¿Son seguras las mantas térmicas para perros?

La manta térmica para perros es segura siempre y cuando se use correctamente. Para impedir cualquier incidente, cubre la manta con una toalla u otro material. De esta forma, evitarás el contacto directo con la piel y el pelaje de tu compañero. 

Además, es fundamental que verifiques la temperatura antes y durante su uso con el objetivo de prevenir un sobrecalentamiento.

Por último, ofrece siempre a tu perro la opción de alejarse de la manta térmica, especialmente si este sufre cualquier dolencia que le dificulte el movimiento.

¿Cómo escoger una manta térmica para mi perro?

Antes de adquirir una manta térmica para tu amigo de cuatro patas, debes tener en cuenta las características de esta. Al fin y al cabo, ¡cada perro tiene sus propias necesidades y gustos! 

Tamaño

Uno de los primeros factores que debes tener presente antes de comprar la manta térmica para tu perro es el tamaño.

A fin de cuentas, la envergadura y el peso de un American Bully y un American Staffordshire terrier es diferente.

Así que asegúrate de medir correctamente a tu compañero perruno y comprobar las medidas de la manta. Tu perro debe poder tumbarse y moverse para cambiar de posición. 

Elemento que calienta

Al margen de las mantas de tela y para microondas, las mantas térmicas se dividen en eléctricas y autocalentables.

En función de las necesidades de tu amigo de cuatro patas, podrás elegir entre aquellas que se calientan rápidamente y mantienen el calor aunque tu compañero peludo se levante, o las que generan una temperatura adecuada de forma natural y prescinden de cables. 

Control de la temperatura

Las mantas eléctricas cuentan con un regulador de calor para adaptar la temperatura a las necesidades de tu perro.

Algunas funcionan con temporizador y en muchas ocasiones tienen sistemas de seguridad para apagarse tras un largo tiempo de uso.

Fácil de transportar

Si tu compañero y tú disfrutáis de los viajes con frecuencia, te recomendamos tener en cuenta la ligereza y el tamaño de la manta térmica para perros. De esta forma, te asegurarás de que sea enrollable o plegable y fácil de transportar.

Fácil de lavar

Otro de los detalles que debes considerar antes de adquirir una nueva manta térmica para perros es si esta puede introducirse o no en la lavadora y en la secadora. De lo contrario, tendrás que lavarla a mano y dejarla secar en los días menos soleados. 

Resistencia y durabilidad

Una manta de calidad, hecha a base de materiales duraderos y resistentes, será la mejor compañera de descanso de tu perro.

Ten en cuenta que tendrás que lavarla, moverla, enrollarla y guardarla en verano. Si, además, tu perro es un gran mordedor, la durabilidad es fundamental.

Materiales utilizados

La calidad de los materiales de la manta térmica para perros no solo se traduce en una vida útil más extensa, sino en la seguridad que ofrece.

Por esta razón, debes cerciorarte de que los componentes no sean tóxicos para tu perro. 

Además, conocer las fibras con las que está hecha la manta es especialmente importante si tu compañero peludo sufre alguna alergia o sensibilidad en la piel.

Resistencia del cable/de la manta a las mordeduras

Si optas por una manta eléctrica, debes evitar que tu perro pueda acceder al interior de los cables.

Para ello, estos deben ser resistentes a las mordeduras y estar debidamente protegidos. Por tanto, antes de adquirir una nueva manta térmica para perros, asegúrate de tener controlado este detalle. 

Las mantas térmicas para perros son una opción perfecta para mantener calentito a tu compañero durante los días más fríos.

No obstante, busca una manta específica para él y evita aquellas con voltajes altos. De esta forma, tu perro disfrutará de un espacio cálido y placentero.

¡Y recuerda: esta manta será suya y solo suya! 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *