Accueil » Alimentación » ¿Puedo darle almendras a mi perro?

¿Puedo darle almendras a mi perro?

Autor: Rémi

Como dueños de perros, es muy común la tentación de querer compartir diferentes tipos de comida para complacer a tu amigo de cuatro patas. Un ejemplo son las almendras, estas son muy valoradas por los humanos no sólo por su sabor sino también por sus beneficios.

¿Qué hay de los perros? ¿Son tóxicas las almendras para ellos?

En este artículo, responderemos a la pregunta y descubriremos sus peligros así como los síntomas de intoxicación por almendras en los perros.

Los peligros de las almendras en los perros

El peligro del consumo de almendras en los perros sólo puede causarse si la cantidad ingerida es grande o si tu perro consume almendras con regularidad. Las almendras son alimentos que contienen una sustancia de ácido oxálico, que es tóxica para los perros. Esta es una sustancia que es dañina para los perros y puede afectar a su sistema renal.

Además, ya se sabe que los perros no mastican bien a veces la comidas, los perros pueden tragar almendras directamente, lo que puede provocar asfixia u obstrucción del tracto digestivo.

En resumen, es posible ofrecer una pequeña cantidad de almendra (sin sal ni azúcar y preferiblemente cruda y molida) para tu perro como una recompensa excepcional, pero nunca debes acostumbrar a tu perro y es mejor eliminar este alimento de los hábitos alimenticios de su perro.

¿Qué hay de la mantequilla o el aceite de almendra?

Es posible ofrecer una pequeña cantidad de mantequilla de almendras a tu perro, a quien le encantará por su delicioso sabor. Rica en vitaminas y fibra, la mantequilla de almendra puede ser buena para la piel y para el pelaje de tu perro.

El aceite de almendras se utiliza generalmente en el tratamiento cuando el perro padece picores, de piel seca y otras irritaciones diversas.

En resumen, es posible darle mantequilla o aceite de almendras a tu perro, pero el riesgo sigue existiendo y es necesario consultar a tu veterinario antes de darle.

¿Qué hay de la leche de almendras?

Antes de pensar en ofrecer leche de almendras a tu perro de forma excepcional, es esencial comprobar la composición de este producto. En algunos casos, se añaden azúcares y edulcorantes sintéticos que pueden ser perjudiciales para su perro.

Además, los beneficios de la leche de almendras pueden compensarse con otros alimentos más seguros, por lo que es mejor retirarla de la alimentación de tu perro.

Síntomas de intoxicación por almendras en perros

Si tu perro ha comido una gran cantidad de almendras, los síntomas de intoxicación suelen ser digestivos debido al alto contenido de grasa y en algunos casos a la aparición de pancreatitis.

Los principales síntomas de intoxicación por almendras en los perros son:

  • Vómitos;
  • Diarrea;
  • Dolor abdominal;
  • Hipersalivación;
  • Fiebre;
  • Falta de apetito y letargo.

¿Y si mi perro come almendras?

Si tu perro ha comido unas cuantas almendras mientras tu estabas ocupado en otro lugar, es esencial controlar su comportamiento y sus síntomas a las pocas horas de haberlas ingerido. Cualquier disminución del apetito o de los síntomas digestivos debería alertarte y deberías llevar a tu perro al veterinario.

Si tu perro ha comido una cantidad considerable, es mejor no esperar y llevar al perro al veterinario. Si esto no es posible, dale a tu perro un medicamento que lo haga vomitar para vaciar el contenido de su estómago.

En algunos casos, una almendra puede atascarse en el esófago, en el estómago o en cualquier parte del tracto digestivo, así que es mejor ir al veterinario. En este caso, puede ser necesaria una cirugía.

Artículos similares

Publicar comentario