DogsPlanet » Consejos » ¿Puede el pastor australiano vivir en un piso?

¿Puede el pastor australiano vivir en un piso?

Autor: El equipo DogsPlanet.com

Muchos posibles adoptantes de perros se preguntan si un perro puede ser feliz en un piso. La pregunta es aún más frecuente cuando se trata de razas como el pastor australiano. La buena noticia es que sí, es posible tener este perro en un apartamento. Sin embargo, deben cumplirse ciertas condiciones para que todo vaya bien tanto para tu mascota como para ti y el resto de los habitantes del piso.

La educación de tu perro: una prioridad

Para garantizar la comodidad de tu perro y limitar los daños en tu casa, debes hacer de su adiestramiento una prioridad. Para ello, lo mejor es darle el mayor tiempo posible desde que llega a tu casa. Este tiempo te permitirá enseñarle las órdenes básicas: «no», «siéntate», etc. Esto también te dará la oportunidad de reaccionar cuando él haga alguna tontería. A medida que vayas avanzando, también tendrás que enseñarle a quedarse solo. Para ello, te aconsejamos que vayas poco a poco.

Enseñarle a ir al baño

Para que todo vaya bien para ti y para tu pastor australiano, es importante que le enseñes a hacer sus necesidades fuera. Debe saber esperar sus salidas diarias y no hacer sus necesidades dentro.

Mantenimiento de tu pastor australiano

El cuidado de tu pastor australiano es muy importante. Si vives en un apartamento, te darás cuenta rápidamente de ello. De hecho, los pastores australianos pierden mucho pelo, especialmente durante el periodo de muda.

Por lo tanto, es esencial cepillar a tu perro con regularidad para garantizar su bienestar y la limpieza de tu hogar. Lo mejor es cepillar al perro al final del día para eliminar el pelo muerto y la suciedad.

Sin embargo, no es necesario lavar a tu pastor australiano con demasiada frecuencia. Esto podría dañar su pelaje y su piel. Te aconsejamos que laves a tu perro con champú (para perros) aproximadamente una vez al mes/2 meses/3 meses, utilizando productos adecuados.

Compensar la falta de acceso al aire libre

El pastor australiano es una raza de perro muy activa. Aunque tener acceso a un jardín le iría bien, es posible compensar esta carencia con otras actividades.

Lo ideal es que lleves a tu perro al exterior el mayor tiempo posible. Una vez fuera, es fundamental dejarle suelto (si es autorizado) para compensar los momentos de mayor tranquilidad en el interior. Por eso te recomendamos que elijas parques y espacios abiertos. Algunos profesionales ofrecen este tipo de servicio si no puedes realizar estas salidas por tí mismo debido a tu trabajo.

Por supuesto, el tiempo que pasáis juntos es muy importante. Si el amor que sientes por tu perro no compensa la ausencia de acceso al exterior, los momentos de complicidad le estimulan y son esenciales para su desarrollo en el apartamento : sesiones de mimos, juegos, paseos o incluso enseñar nuevos trucos.

Deja a tu pastor australiano algo que hacer cuando estés fuera

Los perros aburridos tienden a hacer travesuras y a desahogarse de cualquier manera: destrozando cojines, el sofá o las plantas… Además de dar a tu perro la oportunidad de hacer ejercicio siempre que sea posible, es importante darle algo que hacer durante el día cuando estás fuera. Deja a disposición de tu perro una variedad de juguetes, incluyendo peluches, cuerdas, kongs y otros juegos de ocupación.

Te aconsejamos que alternes los juguetes que le ofrezcas para que no se canse de ellos con el paso de los días y de las semanas.

0 comentarios

Artículos similares

Publicar comentario