Kuvasz

Kuvaszok, Hungarian Kuvasz

Este cazador y pastor de antaño se ha convertido hoy en día en un compañero guardián de la propiedad y defensor del pueblo. Desgraciadamente, el Kuvasz es bastante difícil de adoptar. Aunque está un poco más extendido que su homólogo el Komondor, sigue siendo muy raro y escaso. Su tamaño y su pelaje, requieren un mantenimiento muy regular, a veces dificultan su desarrollo. Aunque no está muy extendido, y aunque sea raro encontrarlo, vale la pena conocerlo. Se deberá ir a Hungría para encontrar un ejemplar tan magnífico.

Altura 66 a 75 cm
Peso 30 a 52 kg
Esperanza de vida 13 to 14 años
País de origen Hungría

Descripción rápida del Kuvasz

Carácter

  • Fiel y gentil
  • Jugador y alerta
  • Valiente
  • De naturaleza dominante

Aspecto

  • Músculos fuertemente desarrollados
  • Cuerpo casi cuadrado
  • Alta nobleza
  • Aspecto general agradable

Salud

  • Robusto, resistente y muy sólido
  • Generalmente saludable
  • No padece ninguna enfermedad genética en particular
  • Gran longevidad

Personalidad del Kuvasz

Muy inteligente, gentil y cariñoso con su familia, este gran perro fiel es un ejemplar muy valiente que no se detendrá ante nada para proteger a los suyos.

En un primer lugar, un excelente pastor, el Kuvasz ha mantenido su instinto natural de protección y es capaz de proteger a las personas y la propiedad sin tener miedo. Dará su vida por la suya si es necesario.

Generalmente tranquilo y para nada agresivo, puede ser muy convincente hacia aquellos que no entienden el primer mensaje. Es muy reactivo, y si el mensaje no llega una segunda vez, está incluso dispuesto a morder para hacerse entender.

Nunca se echa atrás. Habiendo estado a cargo, como pastor de rebaños vigilándolos de lobos y osos, ningún humano lo hará retroceder o cambiar de opinión. Reacciona a la más mínima provocación.

Antes se usaba para contrarrestar los animales salvajes y proteger los rebaños, ahora acompaña a la policía y a los agentes de seguridad en su trabajo. Sin embargo, en estos casos se necesita una educación un poco más especializada.

Puede adaptarse a todas las situaciones familiares. Es amable y muy agradable incluso con los niños. Sin embargo, odia la brutalidad y prefiere alejarse antes que quedarse y sufrir los golpes de los más jóvenes.

El Kuvasz es un excelente compañero de vida, fiel y presente, que aporta una preciosa alegría de vivir y una tranquilizadora constancia en la familia.

kuvasz personnalité

Aspecto de la raza

kuvasz

El Kuvasz tiene una musculatura muy desarrollada. Su cuerpo es casi cuadrado y no muy alargado.

Su físico evoca una gran fuerza y una cierta nobleza. Su aspecto general es agradable.

Altura

Entre 71 y 75 cm (27.95 y 29.53 pulgadas) para el macho
Entre 66 y 70 cm (25.98 y 27.56 pulgadas) para la hembra

Peso

Entre 40 y 52 kg (88.18 y 114.64 libras) para el macho
Entre 30 y 42 kg (66.14 y 92.59 libras) para la hembra

Color

El pelaje es de un solo color, este es todo blanco.

Pelo

El pelaje ondulado es un poco rígido, moderadamente duro y no tiene fieltro. Tiene un subpelo más fino y ligeramente plumoso.

Morfología

La cabeza es amplia y noble, con una ligero stop (depresión frontonasal).

Sus ojos marrones oscuros tienen forma de almendra y son ligeramente oblicuos. Sus orejas caídas están a media altura y forman una V.

Su nariz es negra. Su cola cae verticalmente mientras la punta está ligeramente levantada hacia arriba.

Según la FCI, esta raza pertenece al grupo 1, a la sección 1 y al número #54

Salud del Kuvasz

Robusto y muy sólido, este perro resistente generalmente disfruta de muy buena salud y rara vez se enferma.

Ninguna enfermedad genética o defectos congénitos afectan particularmente a la raza, pero algunos ejemplares a veces desarrollan displasia de cadera.

Lo mejor es comprobar los genes ancestrales del cachorro al nacer. El Kuvasz suele disfrutar de una gran longevidad para un tamaño tan grande.

CUIDADOS

Su hermoso pelaje blanco requiere un cepillado regular, una o dos veces por semana. En los períodos de muda o de pérdida de pelo, es necesario cepillarlo más a menudo, para permitir que su pelaje mantenga su magnífico aspecto y para conservarlo en excelente salud.

La formación de nudos es frecuente y es preferible mantener el pelaje de forma muy regular, para evitar posibles nudos que podrían ser perjudiciales y nefastos para la salud del pelaje.

Sin embargo, no es necesario ningún otro mantenimiento o cuidado más particular, pero el mantenimiento diario requiere una cantidad mínima de tiempo y debe tenerse en cuenta cuando se compra un cachorro de Kuvasz.

Historia de la raza

Esta raza muy antigua apareció en Hungría en el siglo XIII. Al parecer, al haberse originado en el Tíbet, se dice que el Kuvasz llegó a su país de adopción a través de Turquía.

Sus orígenes originales son totalmente desconocidos, pero parecen estar muy cerca del Perro Pastor de los Abruzzos, el Pasto de Maremma.

Estos antiguos perros de ovejas húngaros fueron utilizados por los magiares ya en el siglo XV para vigilar y proteger sus rebaños.

Gracias a sus excelentes instintos de caza, también fueron utilizados para cazar lobos y osos. En la época del Rey Matías Corvino fue incluso utilizado como perro de caza.

Este formidable perro pastor sufrió enormes pérdidas durante las dos guerras mundiales. La disminución de los rebaños en Hungría fue también otro golpe duro para esta raza.

Al volverse mucho más raro y menos solicitado como perro pastor, algunos apasionados comenzaron a mantener la raza para protegerla de una posible extinción.

Debido a la disminución de la demanda de rebaños, los Kuvasz se adaptaron, primero a la vida en los pueblos y luego a la vida en las ciudades.

Inicialmente utilizado como perro pastor y de caza, el Kuvasz se convirtió más tarde en un perro de compañía, de guardia y de seguridad.

En 2011, el gobierno de Viktor Orban adoptó un tasa o impuesto sobre los perros, pero el Kuvasz está exento por ser, en el sentido de la Gran Hungría, "de raza húngara".

Publicar comentario