Lobero irlandés

Cazador de lobos irlandés, Lebrel irlandés, Irish Wolfhound, Lobero

Este veterano y gran cazador puede satisfacer a muchos propietarios. Sin embargo, se tendrá que darle la oportunidad de vivir al aire libre y disfrutar de la naturaleza. Los propietarios más deportistas estarán contentos, puesto que su compañero podrá acompañarlos en su ejercicio sin fallar nunca. El Lobero irlandés es muy especial. Este perro debe ser tratado con respeto y precaución. Los extraños o desconocidos con malas intenciones serán debidamente advertidos y avisados, quien lo busca lo encuentra.

Altura 70 a 80 cm
Peso 40 a 58 kg
Esperanza de vida 9 to 11 años
País de origen Republic of Ireland

Descripción rápida del Lobero irlandés

Carácter

  • Dulce, amable y amigable
  • Muy tranquilo y equilibrado
  • Ama a los niños y a la familia
  • Intuitivo e inteligente

Aspecto

  • Uno de los perros más grandes del mundo
  • Pelaje duro y corto
  • Cabeza larga y plana
  • Pequeñas orejas de color rosa

Salud

  • Casi nunca se enferma
  • Disfruta de una excelente salud
  • No padece ninguna patología en particular

Personalidad del Lobero irlandés

El nombre de sabueso le va a la perfección, y esconde un temperamento particular que es mejor no despertar. Amables y amistosos, los Loberos irlandeses son muy tranquilos y equilibrados. Ama a los niños y a todos los miembros de su familia.

Generalmente tranquilo en todas las circunstancias, puede volverse temible si es provocado o si siente que la amenaza es real. Protegerá a su familia de la agresión si es necesario.

Generalmente dócil, es intuitivo e inteligente, y su educación no suele ser problemática.

lévrier irlandais personnalité

Aspecto de la raza

Galgo irlandés

Este perro muy grande, considerado uno de los más grandes del mundo, es imponente y tiene músculos enormes y una constitución fuerte.

Este perro de gran tamaño no parece tan pesado como su antepasado, el Gran Danés, pero aún así es un poco más pesado que su otro antecesor, el Galgo Escocés (Deerhound).

Altura

Entre 70 y 80 cm (27.56 y 31.50 pulgadas) para el macho
Entre 70 y 80 cm (27.56 y 31.50 pulgadas) para la hembra

Peso

Entre 54 y 58 kg (119.05 y 127.87 libras) para el macho
Entre 40 y 52 kg (88.18 y 114.64 libras) para la hembra

Color

El color del pelaje puede variar entre el blanco, el gris, el negro, el rojo o el atigrado.

Pelo

El pelaje duro es corto y bastante áspero.

Morfología

La cabeza larga del Lobero irlandés es plana pero no muy ancha. Los pequeños ojos con una mirada suave y dulce son oscuros.

Las pequeñas orejas están forma de rosa, como las del galgo. La nariz suele ser negra. La cola tupida y peluda es de tamaño medio y ligeramente curvada.

Según la FCI, esta raza pertenece al grupo 10, a la sección 2 y al número #160

Consejos sobre esta raza

El Lobero irlandés no siempre descansa.

Muy apreciado en el pasado por cazar lobos y como luchador en la arena del circo, el Lobero irlandés ha conservado sus genes ancestrales y su pasado como luchador está aún latente en su personalidad.

Es tranquilo y equilibrado, pero si tiene que defenderse, será formidable.

Es amable y gentil con su familia y es amigo de todos y lo será mientras no se le provoque.

Es un excelente perro guardián que sólo advierte la mayoría de las veces. Su educación debe realizarse desde una edad temprana y debe ser rigurosa para evitar que surja así su temperamento de lucha ancestral.

Este perro prefiere con creces los espacios abiertos y al aire libre; por ello, no está adaptado a la vida de la ciudad. Sus dimensiones y su gran necesidad de ejercicio requieren un mínimo de espacio vital.

Debe ser capaz de correr y gastar su energía a su antojo para mantener su equilibrio y su temperamento tranquilo y sereno.

Salud del Lobero irlandés

Muy robusto, este gran Lebrel casi nunca se enferma. Este perro resistente generalmente disfruta de una excelente salud. No existe ninguna patología en particular que deba ser señalada en su caso.

Una vez alcanzada la edad adulta, su salud es excelente, pero su alimentación debe ser particularmente vigilada a lo largo de su crecimiento.

Este gran perro no madura totalmente hasta los 3 o 4 años de edad, y su crecimiento puede continuar hasta los 15 meses, periodo en el cual necesitará un alimento con vitaminas y proteínas adecuadas.

Su esperanza de vida es de unos 11 años.

CUIDADOS

Este gran perro requiere un cepillado diario pero no necesita ningún otro cuidado más especial.

Historia de la raza

Originario y procedente de Asia, el Lobero irlandés llegó a Irlanda entre el 2500 y el 1500 a.C., lo que lo convierte en una raza muy antigua. Primero se usó para cazar osos, alces y lobos.

Su nombre proviene de este uso que se le confirió, en un primer lugar, Wolfhound significa "perro lobo" en inglés. Los gaélicos de Irlanda lo trajeron de Asia para cazar, pero hacia finales del siglo IV a.C., fue muy apreciado para los juegos de circo. Su coraje y poder le permitieron enfrentarse a las bestias y los espectadores asistieron, en aquella época, a excelentes espectáculos, según los gustos de aquel entonces.

Considerada digna de los dioses y héroes, se le asignó a la raza grandes cualidades que hicieron muy popular al Irish Wolfhound.

Fue importado a Inglaterra, Polonia, España y Francia, donde su excelente reputación como cazador de lobos era bien conocida. Su gran popularidad casi devastó a la raza, e incluso la prohibición de exportación introducida por Olivier Cromwell en 1652 no fue suficiente para aumentar el número de ejemplares.

Alrededor de 1862, el capitán George Augustus Graham y varios de sus amigos emprendieron el rescate de este magnífico perro. Esta antigua y noble raza pudo así volver a tener la fuerza que tenía en antaño y beneficiarse también de un importante resurgimiento. Se realizaron algunos cruces con el Gran Danés, el Borzoi y el Lebrel escocés (Deerhound) para llegar a la raza tal y como la conocemos hoy en día.

En 1870, apareció en su primera exhibición y fue en 1885 cuando se creó su club oficial. No fue reconocido en Francia hasta en 1970 y desde 1902 es la mascota oficial de la Guardia Irlandesa, una unidad de élite del ejército británico.

Publicar comentario