Pastor yugoslavo

Pastor yugoslavo de de Charplanina, Šarplaninac

El Pastor yugoslavo puede ser utilizado para una variedad de funciones. Aunque es muy apreciado en las montañas como protector y defensor de los rebaños, tiene magníficas cualidades como compañero de vida y como defensor de las familias y de sus propiedades. También se le pueden atribuir numerosas tareas de utilidad gracias a sus habilidades físicas y a su excelente carácter. Su gran lealtad y su total devoción lo convierten en un excelente compañero tanto para el trabajo como para la familia. Este gran perrito peludo será amigo de todos los que le respeten a él y a su familia.

Altura 54 a 62 cm
Peso 30 a 45 kg
Esperanza de vida 11 to 13 años

Descripción rápida del Pastor yugoslavo

Carácter

  • Valiente y confiable
  • Calmado y equilibrado
  • Imposible de intimidar
  • Carácter gentil y amable

Aspecto

  • Bien proporcionado
  • Construcción fuerte
  • Potente e impresionante
  • Todos los colores posibles

Salud

  • Raramente enfermo
  • No padece ninguna patología en particular

Personalidad del Pastor yugoslavo

Valiente, confiable, tranquilo, equilibrado y prácticamente imposible de intimidar, este hermoso perro grande es muy gentil con sus dueños y está muy apegado a todos los miembros de su familia. Dotado de un instinto natural para proteger a su familia y su propiedad, los protege contra todos.

Inteligente, es fácil de educar, sin embargo, una buena educación firme es necesaria desde una edad muy temprana. Su desconfianza hacia los extraños requiere una socialización infalible desde una edad temprana. Puede ser reactivo y es preferible no irritarlo innecesariamente.

Un perro creado para la guardia y la defensa, este enorme y peludo ejemplar ha conservado su instinto natural de protector y caballero en el alma. Está muy apegado a todos los miembros de su hogar y los protegerá en todo momento. No es agresivo pero no se detendrá ante nada ni nadie para proteger a los suyos.

Aspecto de la raza

Pastor yugoslavo

De un tamaño superior a la media, el Pastor Yugoslavo está muy bien proporcionado. De construcción fuerte, estos robustos perros tienen una silueta muy robusta. Aunque no son los perros de montaña más grandes, son poderosos e impresionantes por su tamaño.

Altura

Entre 56 y 62 cm (22.05 y 24.41 pulgadas) para el macho
Entre 54 y 58 cm (21.26 y 22.83 pulgadas) para la hembra

Peso

Entre 30 y 45 kg (66.14 y 99.21 libras) para el macho
Entre 30 y 45 kg (66.14 y 99.21 libras) para la hembra

Color

Su pelaje se puede caracterizar por todos los colores posibles, pero los más solicitados suelen ser el gris oscuro y el gris de hierro. Las partes superiores del tronco, el cuello y la cabeza son generalmente de color más oscuro que el pelaje.

Pelo

Sin embargo, el pelo largo del cuerpo, el cuello, la cola y la parte trasera de las piernas es más corto en la parte delantera de las piernas, las orejas y la cabeza.

Morfología

La cabeza, está bien proporcionada con el resto del cuerpo, tiene un cráneo grande y un stop (depresión frontonasal) ligeramente pronunciado. Los ojos castaños claros u oscuros tienen forma de almendra y una expresión muy tranquila.

Las orejas caídas en las mejillas son de longitud media. La nariz es negra. La larga cola, es levantada en acción y cae en reposo; esta llega al menos hasta la punta del corvejón o jarrete.

Según la FCI, esta raza pertenece al grupo 2, a la sección 2 y al número #41

Precio y presupuesto mensual

Precio de un cachorro Pastor yugoslavo: entre 800 € / $ 974 y 1000 € / $ 1218
Estos precios son indicativos y pueden variar según el criador

Consejos sobre esta raza

Es compatible con todas las edades y todos los tipos de propietarios. Sin embargo, su gran tamaño requiere, sin embargo, suficiente espacio para el desarrollo tanto físico como mental. Necesita estirarse regularmente pero el contacto con su familia es esencial.

Puede vivir en la ciudad si tiene un buen espacio donde pueda hacer ejercicio a su gusto. Vivir en las montañas resulta perfecto para él, pero debe mantenerse en contacto con su familia.

Este magnífico ejemplar debe beneficiarse de una buena educación temprana. Debe ser firme pero suave y amable y debe incluir la socialización para superar su desconfianza natural hacia los extraños. Puede ser muy reactivo y ponerlo nervioso es una muy mala idea puesto que entonces puede mostrar cierta agresividad.

Para prevenir estas reacciones una vez alcanzada la edad adulta el dueño no deberá permitirlas desde una edad temprana.

Salud del Pastor yugoslavo

Este perro grande y resistente puede soportar todas las temperaturas posibles. Rara vez está enfermo y la raza no se ve afectada por ninguna patología en particular. El Pastor yugoslavo también disfruta de una gran longevidad.

CUIDADOS

Su precioso y denso pelaje debe ser cepillado regularmente. El grosor de su mata de pelo requiere un buen cepillado enérgico, sin embargo, no es necesario ningún otro mantenimiento o cuidado particular.

Historia de la raza

Aunque su historia no es del todo oficial, sus orígenes muy antiguos provienen sin duda de los perros asiáticos. Tras seguir a los pueblos que los criaron, estos emigraron a Europa y se establecieron en las regiones montañosas de la antigua Yugoslavia. La raza más tarde logró cruzar las fronteras y se extendió por toda Yugoslavia.

Utilizado para vigilar a las ovejas y protegerlas de los osos y los lobos, se extendió tanto en las montañas de Charplanina que se le dio el nombre de Perro Ovejero Yugoslavo de Chaplanina.

La FCI (Federación Cinológica Internacional) reconoció la raza en 1939, primero con el nombre de "Pastor de Iliria" y más tarde fue reconocida con su nombre oficial en 1957.

Publicar comentario