Perdiguero portugués

Perdigueiro Português

Poco conocido fuera de Portugal, este versátil perro es un magnífico ejemplar que queda aún por descubrir. Como son poco comunes y se encuentran exclusivamente en territorio portugués, no es fácil hacerse con un perro así. Por ello, se deberá planear con antelación y se deberá viajar a Portugal para descubrir el Perdiguero portugués en todo su esplendor.

Altura 48 a 60 cm
Peso 15 a 27 kg
Esperanza de vida 8 to 14 años
País de origen Portugal

Descripción rápida del Perdiguero portugués

Carácter

  • Activo y tenaz
  • Duradero
  • Lento pero meticuloso
  • Afectuoso y tranquilo

Aspecto

  • Silueta delgada y sólida
  • Apariencia bonita, estructura sólida
  • Pelo corto, uniforme, denso y fuerte
  • Grandes ojos ovalados y oscuros

Salud

  • Generalmente saludable
  • Robusto
  • Raramente enfermo
  • No padece ninguna patología en particular

Personalidad del Perdiguero portugués

El Perdiguero portugués es un perro activo, tenaz, resistente, no muy rápido pero muy meticuloso, afectuoso, tranquilo y extremadamente leal. Este magnífico perro de caza tiene grandes aptitudes como trabajador y como compañero de vida.

Su sentido del olfato es excelente y siempre está en perfecta armonía con su maestro de caza. Inteligente y bastante dócil, sin embargo, no es muy sociable con sus compañeros . Su educación debe incluir la socialización desde una edad muy temprana.

Es un perro dinámico y muy deportivo y no es para nada sedentario.

braque portugais personnalité

Aspecto de la raza

Braque portugués

De tipo o morfología bracoide, toda su constitución es muy armoniosa y muy bien constituida. Delgada y sólida, su silueta bien proporcionada confiere una impresión de poder y gran solidez. El Perdiguero Portugués tiene un precioso aspecto que refleja una estructura sólida, pero con una buena flexibilidad de movimiento.

Altura

Entre 52 y 60 cm (20.47 y 23.62 pulgadas) para el macho
Entre 48 y 56 cm (18.90 y 22.05 pulgadas) para la hembra

Peso

Entre 20 y 27 kg (44.09 y 59.52 libras) para el macho
Entre 15 y 22 kg (33.07 y 48.50 libras) para la hembra

Color

El pelaje puede ser blanco moteado o totalmente liso. Generalmente es en tonos de marrón o amarillo.

Pelo

El pelaje corto es uniforme, denso, fuerte y ligeramente aterciopelado en las orejas y en la cabeza.

Morfología

La potente cabeza, con un cráneo ligeramente abovedado, tiene un stop (depresión frontonasal) claramente visible. Los grandes ojos oscuros tienen forma ovalada. Las orejas caídas de tamaño medio tienen forma triangular. La nariz puede ser negra o marrón, dependiendo del color del pelaje. La cola suele estar acortada, pero cuando está entera, casi llega hasta el corvejón o jarrete.

Según la FCI, esta raza pertenece al grupo 7, a la sección 1 y al número #187

Consejos sobre esta raza

Este magnífico y versátil perro de caza tiene grandes cualidades para convertirse en el perfecto perro de compañía también. Sin embargo, debe poder beneficiarse de una buena educación. Aunque es muy dócil y fácil para convivir, es más bien difícil y complicado con sus compañeros.

La convivencia con sus compañeros no es natural para él y su educación debe ser firme y adecuada para remediar esta falta de socialización canina.


Su educación debe comenzar muy temprano para ayudarlo a socializar con otros perros.

Puede vivir en el interior, pero tiene una necesidad de ejercicio grande y diaria. Vivir en un apartamento puede no ser la solución ideal, pero si el dueño es deportista y sale todos los días y el perro puede beneficiarse de un intenso ejercicio diario, podrá adaptarse a la situación.

Este agradable perro tiene una extraordinaria vivacidad y energía. Es leal y muy cariñoso. El Perdiguero portugués es un perro de caza en el alma pero no es un perro guardián.


Ama a casi todo el mundo excepto a su semejante. Los humanos, por otro lado, no le causan ningún problema y está muy adaptado para convivir en familia.

Salud del Perdiguero portugués

Con una gran longevidad, este magnífico perro generalmente goza de una excelente salud. Es robusto y poderoso y rara vez se enferma. Afortunadamente, la raza no se ve afectada por ningún problema genético o patología en particular.

CUIDADOS

Aunque sus orejas caídas suelen estar bastante aireadas, deben ser controladas regularmente y su pelaje requiere un cepillado regular para mantenerlo sano. Tras los días de caza se debe realizar un control de los oídos y de las orejas y un buen cepillado. Sin embargo, no se requiere ningún otro cuidado especial.

Historia de la raza

Su llegada a Portugal se remontaría a finales del siglo XIV, pero no existe información anterior a este período. Siendo su origen oficial el portugués, vendría de una evolución autóctona habiendo desarrollado así una raza local muy específica.

Es posible que los primeros orígenes de la raza fuesen orientales, pero no hay una confirmación real de esto. Sus primeras apariciones tuvieron lugar en Portugal, pero sus orígenes siguen siendo totalmente desconocidos y nebulosos. 

La raza perdió popularidad alrededor del siglo XIX y casi desapareció por completo en esa época, pero se realizaron esfuerzos para recuperarla en la década de 1920 y la raza ha logrado sobrevivir desde entonces.

Su club portugués se formó en 1985 y el club francés apareció en 1999. Aún hoy en día, es poco conocida fuera de las fronteras de su país, Portugal.

En su origen era un perro perdiguero, el Perdiguero portugués se convirtió más tarde en un versátil perro de caza muy apreciado por su gran capacidad para trabajar en todo tipo de terreno, incluso en los más difíciles.

También puede soportar temperaturas particularmente altas, lo que constituye un complemento considerable a sus ya apreciadas aptitudes.

Publicar comentario