Podenco ibicenco

Ibizan Podenco, Ibizan Warren, Hound Podenco, Ibicenco Ca Eivissenc

A pesar de todas sus cualidades como perro de compañía y sus grandes habilidades de caza, el Podenco ibicenco ha perdido con el tiempo sus cartas de nobleza y su carácter noble. Su ganadería es cada vez más rara, esta raza permanece muy poco conocida por el público en general. Afortunadamente, algunos criadores apasionados siguen luchando para evitar la extinción y la desaparición de esta raza, lo que sería una gran pérdida para los amantes de los perros modernos de hoy en día.

Altura 60 a 72 cm
Peso 19 a 23 kg
Esperanza de vida 10 to 12 años
País de origen España

Descripción rápida del Podenco ibicenco

Carácter

  • Activo, animado y deportivo
  • Inteligente
  • Sensible y cariñoso
  • Fácil de educar

Aspecto

  • Cabeza larga y estrecha
  • Pequeños ojos de un hermoso color ámbar
  • Orejas erguidas y móviles
  • Nariz de color carne

Salud

  • Campestre, robusto y muy sólido
  • Raramente enfermo
  • Generalmente disfruta de buena salud
  • Gran longevidad

Personalidad del Podenco ibicenco

Activo, vivaz, deportivo, inteligente, sensible y afectuoso, el Podenco ibicenco es más un perro cómplice que un perro dominado.

Inteligente y fácil de entrenar, su educación no suele plantear ningún problema.

Muy reservado y muy particular, este magnífico ejemplar sólo ofrece su total confianza a su amo. Aunque es muy dócil y muy apegado a su amo, no tiene un temperamento muy sumiso.

Un perro de caza por naturaleza, ama a su familia pero no le gusta mucho jugar con niños. Aunque se sienta cómodo con ellos, no le gusta compartir sus juegos a veces demasiado impredecibles. No es muy alborotador, y prefiere alejarse antes que meterse en un altercado con alguien.

podenco ibicenco personnalité

Aspecto de la raza

podenco ibicenco

Aunque está presente en el grupo de los perros denominados "primitivos", su aspecto general, alto de patas y dotado de una gran finura, no difiere mucho del galgo.

De misma dimensión, su aspecto general es medio lineal, subconvexo y simétrico. A primera vista, su silueta parece ligeramente más larga que alta. A pesar de su finura y aparente fragilidad, está dotado de una constitución robusta y muy sólida, sin grasa alguna. Su hermosa musculatura, así como sus sólidos huesos, son fácilmente visibles bajo su piel.

Altura

Entre 66 y 72 cm (25.98 y 28.35 pulgadas) para el macho
Entre 60 y 67 cm (23.62 y 26.38 pulgadas) para la hembra

Peso

Entre 19 y 23 kg (41.89 y 50.71 libras) para el macho
Entre 19 y 23 kg (41.89 y 50.71 libras) para la hembra

Color

El color del pelaje suele ser rojizo y blanco, o de un solo color en blanco o rojo. A veces presenta también el color leonado, pero este es un caso muy excepcional.

Pelo

El pelo se encuentra en dos variedades: el pelo corto y el pelo de alambre. El corto y brillante pelaje no es sedoso y es muy resistente. El pelo de alambre es bastante áspero y muy abundante.

Morfología

La cabeza es larga y estrecha, de forma cónica y truncada. Tiene un stop (depresión frontonasal) muy ligero.

Los pequeños ojos de color ámbar claro tienen una forma oblicua. Las orejas erguidas y móviles se asemejan a un rombo alargado, un tercio estas habría sido cortado.

La nariz es de color carne. La cola tiene forma de hoz en acción, mientras que en reposo está bastante caída.

Según la FCI, esta raza pertenece al grupo 5, a la sección 7 y al número #89

Consejos sobre esta raza

Jamás es agresivo, y prefiere alejarse antes que utilizar la violencia o la agresión para tomar su lugar en la casa.

Tranquilo y muy reservado por naturaleza, se convertirá en un maravilloso cómplice, pero nunca se dejará dominar. El maestro debe educarlo como su cómplice, con una educación suave y sin una pizca de agresividad.

La violencia y la agresión son completamente intolerables para él, puesto que lo disuade por completo. Si se establecen las reglas correctas desde el principio, su educación será fácil y sin problemas.

Su instinto de caza hace que a veces sea arriesgado que cohabite con otros animales domésticos.

Por lo tanto, su socialización debe emprenderse tan pronto sea posible, para permitirle socializar mejor con las demás especies que viven en su hogar.

Compatible con todas las situaciones y todos los tipos de propietarios, este perro muy deportivo debe poder salir regularmente si vive como ciudadano en un apartamento, o si no puede beneficiarse de un gran jardín donde pueda dar rienda suelta a su animada naturaleza.

Puede vivir en el interior sin problema, siempre que pueda salir regularmente y gastar su energía.

Salud del Podenco ibicenco

A pesar de su aparente fragilidad, este resistente perro de caza es robusto y muy sólido. Rara vez se enferma, generalmente disfruta de una excelente salud y longevidad.

La raza no está afectada por ninguna patología o enfermedad en particular.

CUIDADOS

Independientemente de la variedad del pelo de su pelaje, es preferible cepillarlo regularmente para mantener su pelaje limpio y saludable.

En su caso no es necesario ningún mantenimiento adicional, lo que hace que su mantenimiento sea fácil y no requiera mucho tiempo.

Historia de la raza

De origen muy antiguo, se piensa que el antepasado del Podenco ibicenco habría llegado de Egipto con los cartagineses, los griegos, los fenicios y los egipcios. A pesar de que se conoce en Egipto desde hace mucho tiempo, habría hecho su primera aparición en las islas de Mallorca probablemente alrededor del 1000 AC.

Esta raza muy antigua, de unos 3.400 años de antigüedad, desciende directamente del galgo o del Lebrel egipcio. Se han encontrado muchos restos representativos de la raza en muchas piezas de museo, procedentes de las tumbas de los antiguos faraones.

Es una raza de perro muy antigua, muy primitiva y muy resistente. Originalmente conocido como Charnegui, Charnegue, Mallorca, Xarnelo, Mallorquí y Perro Balear, hoy en día es reconocido oficialmente como Podenco ibicenco en las regiones de Provenza, Rosellón, Valencia y Cataluña.

El Podenco ibicenco, de hecho, comparte su antepasado con el Cirneco del Etna en Sicilia, el Perro del Faraón en la isla de Malta y el Podenco canario de las Islas Canarias. Se dice que su antepasado común, desembarcado en el Mediterráneo, evolucionó de manera diferente según la región en la que se crió, dando lugar a cuatro razas diferentes, que siguen estando estrechamente relacionadas entre ella.

Utilizado tanto de día como noche para la caza de conejos sin arma, el Podenco ibicenco trabaja como perro transportador. Este es capaz de trabajar incluso en lugares donde la vegetación es muy abundante, el Podenco ibicenco es utilizado por su agudo y notorio sentido del olfato, así como por su oído, lo que hace más fácil captar la caza.

Ágil y muy astuto, captura rápidamente a su presa. Utilizados para la caza de la perdiz, de la liebre, del conejo e incluso la caza mayor, cazan preferentemente en jaurías o manadas, y pueden encontrar y atrapar muy bien presas sin ninguna intervención humana.

Tienen maravillosas habilidades de caza, lo que los convierte también en excelentes perros de compañía. Muy apreciado por los cazadores, es, asimismo, muy apreciado como compañero de vida, siendo fácilmente adaptable a múltiples situaciones familiares.

1 comentario

Avatar
José Mª Zapata 19 septiembre, 2020 - 2:10 pm

Debo agradecer y dar la enhorabuena a este web y a este artículo sobre el Podenco Ibicenco, el cual me parece muy acertado y bien expuesto. Yo soy un feliz propietario de un ejemplar y me considero un amante y defensor de esta raza. Sólo me gustaría hacer incapié en el tema de llevarlo a pasear y/o correr con correa, pues por mi experiencia, así como en casa es educado, obediente y respetuoso con el entorno, cuando sale a la calle se comporta bien en la zona de calle, de ciudad, pero en cuanto se encuentra en el campo o bosque, cambia drásticamente su aptitud, el hecho de ser cazador le hace seguir instintivamente cualquier rastro animal que encuentra, sobretodo de ratones, ratas de campo, conejos, etc. Por lo que se hace muy difícil controlarlo y a veces no hace caso a las órdenes de su compañero humano. Por lo que si lo dejases suelto se escaparía siguiendo esos rastros. Supongo que a base de tiempo y trabajo se puede conseguir que obedezca las órdenes, pero a mi no me ha resultado al 100% por lo que limito sus sueltas a lugares vallados pues ya he tenido varias malas experiencias. Así que aconsejo mucha paciencia y sobre todo no soltarlo en espacios abiertos como el campo o bosque. Al menos hasta conseguir que obedezca a la llamada del compañero humano. Y digo compañero humano pues esta raza te deja ser su cómplice, su compañero pero no a modo de amo, como bien se explica en este artículo.

Responder

Publicar comentario