8 razas de perros brasileños que debes conocer

fila brasileiro perro

Si piensas en los animales de Brasil, probablemente imaginas jaguares, pirañas, perezosos y ranas venenosas. Los perros no son precisamente la primera opción. Sin embargo, hay muchas razas increíbles en este precioso país. Algunas se han extendido por todo el mundo y otras son más comunes en Brasil. ¿Cuántas de estas 8 razas de perros brasileños reconoces?

Fila Brasileiro (Mastín Brasileño)

El Fila Brasileiro es una raza de perro bastante rara, originaria de Brasil. Es fácilmente reconocible por su enorme tamaño, su fuerte cuerpo, sus pliegues de piel gruesa y su distintiva línea superior (el perfil lateral a lo largo de su columna vertebral). La mayoría de las razas de perros tienen una línea superior plana y algunos perros, como el lebrel afgano, tienen una línea arqueada. El Fila Brasileiro, sin embargo, tiene una línea superior distintiva en la que la grupa (nalgas) es más alta que su cruz (hombros).

El Mastín Brasileño fue criado por primera vez como perro guardián para proteger plantaciones y granjas. Su gran tamaño y su aspecto intimidatorio eran suficientes para disuadir a la mayoría de los ladrones. Más tarde, esta raza se utilizó para cazar y retener grandes presas (como los jaguares) antes de que llegaran sus dueños.

Aunque tienen un aspecto bastante feroz y son un poco recelosos con los extraños, los Fila Brasileiros pueden ser criaturas realmente cariñosas y amables con sus familias. Son muy leales, lo que puede hacer que también sean protectores con sus humanos. La socialización y el adiestramiento tempranos son imprescindibles con esta raza de perro grande para que no sean demasiado protectores y potencialmente agresivos.

Terrier brasileño (Fox Paulistinha)

El Terrier brasileño es un perro encantador de tamaño medio con una gran personalidad. Son muy amigables, alertas, curiosos y les encanta estar cerca de la gente. Son mascotas maravillosas para los hogares con niños, ya que están encantados de pasar todo el día jugando y corriendo detrás de una pelota.

Siempre son perros tricolores (blanco, fuego y negro, aunque también se aceptan el azulado y el marrón). Tienen un pelaje grueso y denso que, desgraciadamente, también se llama pelaje de rata. A pesar de su nombre, el pelaje de un terrier brasileño es liso y muy bonito.

Son perros muy inteligentes que no temen ladrar si se sienten incómodos o sospechan de algo. Disfrutan del adiestramiento y necesitan que se les mantenga entretenidos mentalmente si se quiere evitar un comportamiento destructivo. Aunque son muy sociables y se llevan muy bien con otros perros, tienen un gran instinto de presa y pueden perseguir a animales más pequeños.

Bulldog Campeiro (Bulldog Brasileño)

El origen exacto de esta raza de perro brasileña no se conoce al 100%. Algunos creen que es un descendiente del (ahora extinto) antiguo Bulldog inglés y otros piensan que es una mezcla de la antigua raza de perro portugués, el Mastín de Terceira. Ambos llegaron con los europeos cuando estos conquistaron Sudamérica.

Las apariencias pueden ser un poco engañosas con este perro. Su cuerpo fuerte, musculoso y algo intimidante hace pensar que podrían ser agresivos. Pero a decir verdad, son blandos de corazón. Son miembros de la familia tranquilos, leales y muy cariñosos. Si se les socializa pronto y se les entrena desde una edad temprana, pueden ser brillantes con los niños y también con otros canes.

El Bulldog Campeiro fue criado originalmente para pastorear el ganado en las granjas. Les encanta correr, ponerse a trabajar y explorar su entorno. Necesitan una buena cantidad de ejercicio diario y no les irá bien si se les obliga a vivir en un apartamento. Un buen jardín para correr es ideal para este perro.

Perro pastor gaucho brasileño (Collie brasileño)

Como la mayoría de los Collies, el Perro Pastor Gaucho Brasileño es un cachorro muy inteligente y ágil que tiene el pelo ligeramente más largo que el Border Collie. Existen en muchos colores diferentes y son una raza de perro muy popular en Brasil.

Como todos los perros pastores, fueron criados originalmente para pastorear ganado y ovejas. Les encanta que les pongan a trabajar y sobresalen cuando hay un trabajo que hacer. Adiestrar a estos cachorros puede ser una actividad muy divertida y disfrutarás mucho. A diferencia de los Border Collie, son más propensos a ladrar y muerden más fácilmente cuando pastorean.

Estos perros brasileños son maravillosos miembros de la familia, son muy cariñosos, se llevan bien con los niños y estarán encantados de dar largos paseos y carreras contigo.

Dogo brasileño (Dogue Brasileiro)

Estos perros de gran tamaño son animales de trabajo musculosos que, en realidad, son muy raros en Brasil. Son un cruce entre un Bull Terrier macho y un Boxer hembra y han heredado rasgos de estas dos razas entrañables.

A pesar de su aspecto musculoso, son perros dóciles que pueden ser muy cariñosos con su familia. Son muy atentos y son perros guardianes natos, pero pueden trabajar en muchas áreas diferentes. Son obedientes, leales y se superan cuando se les entrena.

Aunque son cariñosos con sus seres queridos, los dogos brasileños no son conocidos por ser especialmente juguetones, por lo que no son los más adecuados para una casa con niños pequeños.

Bulldog de montaña

Estos simpáticos cachorros se confunden a menudo con el Bulldog Campeiro, pero son dos razas de perros brasileños distintas. Sin embargo, se parecen bastante. Los Bulldogs de montaña son descendientes de los antiguos Bulldogs ingleses, de los Fila de Terceira y de algunas otras razas originarias del sur de Brasil.

Fueron criados por primera vez como perros de trabajo y son brillantes pastores. También destacan en la vigilancia del ganado y les encanta tener un trabajo que hacer. Necesitan practicar ejercicio diario y regular para mantener sus instintos de trabajo a raya.

Aunque son perros musculosos, son afectuosos, cariñosos y, en realidad, bastante dóciles. No serán agresivos a menos que tengan una razón para ello. Son grandes miembros de una familia y serán muy leales a sus humanos.

Rastreador Brasileño

El Rastreador Brasileiro es un fantástico perro de caza, criado específicamente para acorralar a animales grandes (como el jaguar), cazar en condiciones difíciles, aullar y ser excepcionalmente leal a sus dueños. Tienen un fantástico sentido del olfato, son muy ágiles y tienen buena resistencia.

Son perros grandes que tienen orejas grandes y caídas y suelen ser principalmente blancos con motas y manchas de color canela, negro y marrón. Son perros vivaces, no agresivos, leales y cariñosos con los miembros de su familia. Cuando se les socializa bien, se llevan bien con otras personas y perros.

Perro de las Pampas

El Perro de las Pampas es un perro de caza que también se puede encontrar en Argentina y Uruguay. Hoy en día, son los perros preferidos por los cazadores de muchos animales.

Estos caninos brasileños son perros pacientes (gracias a su naturaleza cazadora), pero esta cualidad también se traduce en sus relaciones con los humanos y con otros perros. Tienen un temperamento equilibrado y pueden ser cariñosos con sus familias. Son mucho más reservados con los extraños y pueden ser desconfiados. Es muy importante que estos animales se socialicen con regularidad para que no se vuelvan antipáticos.

¿Cuántas de estas razas de perros brasileños has reconocido?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.