Accueil » Alimentar bien a su perro » ¿Puedo darle café a mi perro?

¿Puedo darle café a mi perro?

Autor: Rémi

Cuando tenemos un perro, tendemos a compartir todo tipo de comida con él. Sin embargo, algunos alimentos son peligrosos o incluso tóxicos para nuestros amigos de cuatro patas. ¿Qué pasa en lo que respecta al café? La respuesta es simple: el café puede ser peligroso para sus perros. Aunque es raro, el envenenamiento por café en los perros existe.

Este es el punto de este artículo.

¿Cuáles son los peligros del café para mi perro?

Al igual que el chocolate, el café es un alimento tóxico y no deberás darlo a tu perro por su alto contenido en cafeína.

Además, también contiene sustancias como la teobromina y la teofilina, que son extremadamente peligrosas para su mascota.

De hecho, es importante saber que el cuerpo del perro es diferente al nuestro y no puede absorber la cafeína. Las reacciones por envenenamiento aparecen después de unas horas y los síntomas varían según el tamaño del perro y la dosis ingerida.

¿Cuánto no debe excederse?

La dosis tóxica del café en los perros varía según la marca del café porque cada especie de café tiene diferentes concentraciones de cafeína. Por regla general, la dosis tóxica, es decir, la cantidad de cafeína que provoca los primeros signos de intoxicación, es de 20 mg/kg del peso corporal.

La dosis letal, es decir, la cantidad de cafeína que podría causar la muerte en los perros es de 140 mg/kg de peso del perro. En otras palabras, de una a una taza y media de café puede ser suficiente para causar la muerte de su perro. Tengan en cuenta que un gramo de grano de café contiene 20 mg de cafeína.

Si su perro sólo ha tomado unas pocas gotas por accidente, no hay necesidad de preocuparse. Sin embargo, asegúrese de vigilar cualquier cambio en su comportamiento.

Señales de intoxicación por café en los perros

Dependiendo de la cantidad de café que ingiera su perro, los síntomas pueden aparecer después de unas horas, entre 4 y 6 horas después de la ingestión. Los signos clínicos de la intoxicación por cafeína pueden variar desde un simple inconveniente hasta una emergencia veterinaria.

En casos de intoxicación leve, se pueden observar signos digestivos como vómitos, diarrea con un deterioro del estado general del perro.

En los casos más graves, puede haber un aumento de la frecuencia cardíaca (palpitaciones) acompañado de un aumento de la respiración, inquietud y temblores. El perro puede desmayarse, o entrar en colapso antes de entrar en coma y morir, en casos de envenenamiento grave.

¿Qué debo hacer si mi perro ha tomado café?

La gravedad de la intoxicación depende, como se ha mencionado, de la cantidad de café ingerido.

Si es muy pequeño y su perro no muestra ninguna señal importante, no hay necesidad de preocuparse, pero aún así manténgase alerta observándolo. Si la cantidad ingerida es grande y los signos de intoxicación son graves y le preocupan, no se demore en llamar o consultar a un veterinario, ya que esto puede ser una emergencia y una gestión rápida puede salvar a su perro.

Sin embargo, si no es posible consultar a un veterinario, hay dos soluciones:

  • Haz que tu perro vomite: puedes usar carbón activo o peróxido de oxígeno, que puede resolver el problema de la intoxicación por cafeína.
  • Asegúrese de que tu perro tenga una evacuación intestinal: de esta manera, tu perro podrá eliminar las sustancias tóxicas en sus heces y evitar su absorción. Los laxantes son eficaces para controlar las evacuaciones intestinales.

En resumen, no se recomienda estrictamente dar a tu perro ni siquiera una pequeña cantidad de café. En definitiva, elimina este alimento de la dieta de tu perro.

Artículos similares

Publicar comentario