¿Los perros pueden comer fresas?

fresas perro

La dieta del perro debe consistir en proteínas animales, pero también es importante que coma frutas y verduras. Sin embargo, aunque muchos alimentos puedan ser beneficiosos, otros no lo son, e incluso pueden ser tóxicos.

¿Qué pasa con las fresas, puedes dárselas? ¿Cuáles son sus beneficios para los perros? ¿Qué cantidad de fresas puede comer?

Te lo explicamos todo en este artículo.

¿Los perros pueden comer frutas?

Las frutas son una fuente de minerales y vitaminas muy importantes para los humanos. En el caso de los perros, algunas frutas pueden ser buenas pero otras muy tóxicas. En este artículo, encontrarás una lista de los alimentos que los perros pueden y no pueden comer.

Antes de darle una fruta a tu perro, es importante que mires cuál es la mejor manera de hacerlo (quitando la piel, las semillas, las hojas…), si es tóxica para tu perro y si le gusta.

Tampoco olvides que las golosinas y los «snacks» deben suponer menos del 10% de su dieta diaria. Es importante que tu perro tenga una dieta completa y equilibrada además de todas estas golosinas.

¿Los perros pueden comer fresas?

bulldog frances con una fresa

Sí. Las fresas no son tóxicas para los perros y las podrán comer sin ningún problema. Aun así, las fresas contienen mucho azúcar y tu perro no tendría que comer demasiadas.

Recuerda también que puedes variar las frutas que le das a tu perro y que no deben suponer más del 10% de su dieta diaria.

No le des fresas enlatadas, azucaradas o que lleven jarabe. Éstas contienen demasiado azúcar y a veces conservantes y edulcorantes como el xylitol, que es tóxico para los perros.

Los beneficios y peligros de las fresas para los perros

Las fresas son buenas y seguras para tu perro ya que tienen nutrientes que pueden ser beneficiosos para su salud. Entre ellos se encuentran:

  • Agua: Gracias a su alto contenido en agua, las fresas pueden ser ideales para hidratar a tu perro, especialmente cuando hace calor.
  • Vitaminas: Las fresas son una excelente fuente de vitamina C y vitamina K. También contienen vitaminas B6 y B12.
  • Fibra: excelente para reforzar el sistema inmunitario y digestivo de tu mascota.
  • Minerales: magnesio y cobre.

En resumen, las fresas pueden ser una excelente fuente de nutrientes esenciales y beneficiosos para la salud de tu perro. Sin embargo, debido a su alto contenido en azúcares, las fresas no deben formar parte de la comida de tu mascota y sólo deben ofrecerse como golosina ocasional. Por ello, es importante saber qué cantidad de fresas debes darle a tu perro.

Además, los expertos consideran que es mejor variar las frutas que se dan al perro, por lo que no es aconsejable darle fresas todos los días. La sandía, las manzanas o los plátanos pueden ser buenas opciones.

¿Cómo las preparo y cómo se las doy a mi perro?

fresas cortadas

Para aprovechar al máximo el sabor y los beneficios de las fresas, es aconsejable retirar las hojas, ya que pueden causar algunos problemas digestivos.

Después, córtalas en trozos pequeños, ya que una fresa entera puede atascarse y provocar asfixia.

Por otro lado, es aconsejable dar fresas de cultivo ecológico para evitar cualquier contaminación con pesticidas. Deben evitarse los productos industriales de fresa (enlatados, jarabes, mermeladas, bebidas), ya que pueden contener aditivos perjudiciales para el perro y tienen cantidades aún mayores de azúcar.

¿Cuántas fresas puede comer mi perro?

Si estás pensando en darle fresas a tu perro por primera vez, es importante que lo hagas con moderación. Introducir un nuevo alimento en la dieta de tu perro de forma rápida y brusca puede causar algunas molestias digestivas y malestar.

Por ejemplo, se calcula que la cantidad ideal sería 20 gramos de fresas en trozos pequeños para perros pequeños y cachorros; y hasta 100 gramos de fresas cortadas por la mitad para perros adultos y grandes. Es aconsejable limpiar bien la fruta antes de servirla y comprobar que el perro no se atragante con ella.

¿Los perros pueden comer la parte blanca de la fresa?

Cuando la fresa no está madura, verás que una parte de la fruta es blanca. Cuanto menos blanca, más madura.

Si tienes fresas poco maduras, lo mejor es que no se las des a tu perro, ya que pueden provocar molestias digestivas.

¿Los perros pueden comer las hojas y los tallos de las fresas?

No. Las hojas y los tallos no son nutritivos y tu perro puede tener problemas para digerirlos, así que evita dárselas.

¿Y las semillas?

Las semillas de las fresas son pequeñas y tu perro las podrá comer sin ningún problema.

Otras frutas que los perros pueden comer

Además de las fresas, otras frutas pueden ser buenas para los perros. Sin embargo, recuerda que siempre tienes que mirar cuál es la manera más adecuada de dárselas y que sólo deben ser golosinas ocasionales.

He aquí algunas frutas que tu perro puede comer:

Fuentes

https://www.aspca.org/pet-care/animal-poison-control/toxic-and-non-toxic-plants/wild-strawberry

https://frutas.consumer.es/fresa/propiedades

https://www.fda.gov/consumers/articulos-en-espanol/el-xilitol-es-peligroso-para-los-perros-mantengalo-fuera-de-su-alcance

https://www.lavanguardia.com/comer/tendencias/20210408/6630011/14-errores-cometes-comprar-comer-fresas.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.