Accueil » Alimentar bien a su perro » ¿Puede mi perro comer sandía?

¿Puede mi perro comer sandía?

Autor: Rémi

Consumida en verano, la sandía es una fruta muy refrescante que puede despertar el interés de tu perro. Así que es lógico que los propietarios se pregunten si es prudente ofrecerla a sus amigos de cuatro patas o no.

Como regla general, la respuesta es sí, el perro puede comer sandía. Sin embargo, es prudente dárselo en cantidades moderadas.

En este artículo, explicaremos los beneficios de la sandía, cuánto darle y los peligros potenciales para el perro.

Beneficios de la sandía para mi perro

La sandía es una fruta muy rica en agua y baja en calorías, que puede ayudar a mantener a tu perro hidratado. Además, es rico en magnesio y vitaminas (A y C), que proporcionan un suministro de nutrientes que el cuerpo necesita. En resumen, la sandía se recomienda en verano para prevenir los golpes de calor y la deshidratación en tu perro.

También es rica en fibra, la sandía tiene propiedades digestivas y diuréticas que facilitan el tránsito intestinal y está recomendada para perros estreñidos.

Por otro lado, esta fruta es una excelente fuente de aminoácidos, especialmente la citrulina, que ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Para los perros con sobrepeso u obesos, es un excelente alimento porque es muy bajo en calorías.

Además, son reconocidas las propiedades antioxidantes de la sandía en los perros. Esta fruta fortalece el sistema de defensa inmunológica de su perro.

Por último, es un alimento muy rico en minerales y en vitaminas. Entre ellas se encuentran las vitaminas A y C, necesarias para el cuerpo, y minerales como el calcio, que ayuda a fortalecer los huesos.

Darle sandía a tu perro no sólo es posible sino que también es beneficioso para su salud.

¿Cómo y cuánta cantidad de sandía darle a mi perro?

peut on donner de la pastèque a un chien

Aunque la sandía no se considera un alimento tóxico, antes de dársela a tu perro es aconsejable quitarle la piel y las semillas. Las semillas pueden causar una obstrucción intestinal, especialmente en los perros pequeños. La piel de la sandía es difícil de digerir para el perro.

La cantidad a dar varía según el peso del perro. Para un perro pequeño, una cantidad de 50 g es suficiente. Para los perros grandes, puedes dar hasta 150 g. Las porciones deben ser pequeñas.

Es importante saber que aunque la sandía es baja en calorías, no por ello no contiene azúcar. Por lo tanto, es aconsejable no dársela a diario. También se recomienda que consultes a tu veterinario sobre el consumo de esta fruta para los perros con diabetes, insuficiencia renal e hipotensión.

Si es la primera vez que tu perro come sandía, es aconsejable observar sus reacciones. De hecho, en algunos casos, comer sandía lleva a un aumento de la frecuencia de la micción. También puede observarse estreñimiento o diarrea, en cuyo caso es probable que se trate de una intolerancia a esta fruta. Por lo tanto, te aconsejamos que primero pruebes la tolerancia de tu perro a este alimento.

Puedes dar esta fruta sola o combinada con otras frutas en batidos o en zumos frescos.

¿Qué hay de los cachorros?

Sí, los cachorros también pueden disfrutar de los beneficios de la sandía. Sin embargo, es necesario respetar las cantidades y el tamaño de las porciones que se han de dar. El cuerpo y especialmente el sistema digestivo de los cachorros aún se está desarrollando, por lo que es importante integrar este alimento gradualmente en sus hábitos alimenticios.

¿Alguna vez te has preguntado si este o aquel alimento es bueno para tu perro? Lea nuestro detallado artículo sobre lo que puedes y no puedes dar como alimento a tu perro.

Artículos similares

Publicar comentario