Página de inicio Alimentación ¿Los perros pueden comer mango? La respuesta de una veterinaria

¿Los perros pueden comer mango? La respuesta de una veterinaria

Autor: El equipo DogsPlanet.com

El mango es una de las frutas tropicales más populares y apreciadas del mundo. Su cultivo comenzó hace más de 5.000 años en el sudeste asiático, y actualmente se cultiva de forma habitual en la mayoría de regiones tropicales y subtropicales del planeta.  

Su excelente sabor, dulce y refrescante, la convierte en una fruta a la que pocos humanos se resisten. Por ello, es habitual que muchos cuidadores se pregunten si sus mascotas pueden comer mango. Si es tu caso y quieres descubrir si el mango se encuentra entre las frutas que los perros pueden comer, no dudes en acompañarnos este artículo, en el que hablaremos sobre todo los detalles que debes conocer sobre esta fruta.

¿Los perros pueden comer mango?

El mango es una fruta con múltiples beneficios nutricionales que, además, no contiene ninguna sustancia que resulte tóxica para el organismo de los perros. Por ello, el mango se encuentra en la lista de frutas que los perros pueden comer.

No obstante, es importante tener en cuenta una serie de consideraciones antes de ofrecer esta fruta a los perros, para evitar que un aporte inadecuado provoque efectos indeseados sobre su salud.

A lo largo del artículo, explicaremos cómo ofrecer esta fruta de forma sana y segura a tu can.

¿Y la piel?

Aunque los perros pueden comer la pulpa o la carne del mango, es importante saber que no todas las partes de esta fruta son aptas para nuestras mascotas.

La piel o la cáscara del mango es dura y fibrosa, por lo que resulta difícil de digerir para los perros. Además, la piel puede contener restos de contaminantes o pesticidas, los cuales pueden resultar nocivos para el organismo de los perros.

Por ello, si decides ofrecer esta fruta a tu mascota, es importante que primero retires la piel para evitar cualquier efecto indeseado sobre su organismo.

Los beneficios del mango para los perros

El mango posee una serie de propiedades nutricionales que lo convierten en una fruta adecuada, no solo para los humanos, sino también para los perros.

A continuación, resumimos algunos de los beneficios nutricionales más relevantes de este alimento:

  • Es una fuente de fibra: aunque el aparato digestivo de los perros no es capaz de digerir la fibra, se trata de un nutriente esencial en su dieta. Entre otras cosas, la fibra regula el tránsito intestinal, contribuye al mantenimiento de la microbiota intestinal y aporta consistencia a las heces.
  • Es una fuente de vitaminas: en concreto, es una fruta rica en vitaminas A, C y B9 (también conocida como ácido fólico), las cuales actúan como potentes antioxidantes, neutralizando el efecto de los radicales libres. También contiene betacarotenos, unos compuestos antioxidantes que se convierten en vitamina A en el organismo.
  • Contiene mangiferina: un compuesto polifenólico que no solo posee propiedades antioxidantes, sino que ha demostrado tener actividad antiviral, antiparasitaria, antitumoral y antidiabética, además de actuar como inmunomodulador y evitar la resorción ósea.

Además de sus beneficios nutricionales, el mango es una fruta con un excelente sabor que suele resultar un manjar para la mayoría de los perros. Por ello, puede ser útil utilizar esta fruta a modo de recompensa, para enseñar a los perros nuevas órdenes o trucos. Sin duda, se convertirá en uno de los premios favoritos para tu perro.

¿Cuándo puede ser peligroso?

Como hemos visto, los perros pueden comer mango, puesto que se trata de una fruta apta para nuestras mascotas. Sin embargo, hay una serie de situaciones en las que el aporte de este alimento puede ser peligroso:

  • Consumo excesivo: aunque los perros pueden comer mango, debemos tener en cuenta que esta fruta no debe ser un alimento habitual en su dieta. Un consumo excesivo de mangos u otras frutas puede provocar importantes desequilibrios nutricionales en los perros. Por tanto, siempre que decidas incluir esta fruta en la dieta de tu perro, recuerda hacerlo con moderación.
  • Animales con obesidad o sobrepeso: el mango es una fruta con un valor energético relativamente alto, por lo que no se recomienda introducirlo en la ración de perros que requieran una dieta baja en calorías.
  • Ingesta de partes no aptas para el consumo: como la piel o el hueso. La única parte del mango que los perros pueden comer es la pulpa o carne. El resto de partes de la fruta, pueden ocasionar trastornos digestivos, dentales, y otros problemas graves, como atragantamiento o asfixia.
  • Patologías en la que su consumo esté contraindicado: por ejemplo, en perros con enfermedades digestivas crónicas (como IBD – enfermedad inflamatoria intestinal) o perros con alergias alimentarias. En estos casos, los animales únicamente deben consumir el pienso prescrito por su veterinario, puesto que el aporte de otros alimentos puede complicar la patología.

¿Qué hacer si mi perro se ha comido un hueso de mango?

Los mangos tienen un hueso único, grande y ovoide. Antes de ofrecer esta fruta a los perros, es importante retirar el hueso, puesto que su ingesta puede ser peligrosa para su salud:

  • Masticar el hueso duro puede generar úlceras en la encía o la mucosa oral de los perros, así como traumatismos en los dientes que pueden llevar a la fractura o pérdida de alguna pieza dental.
  • Si el animal llega a deglutir el hueso (ya sea entero o partido), este va a provocar, casi con total seguridad, una obstrucción a nivel del estómago o el intestino. Además, los huesos pueden provocar erosiones o úlceras a nivel de la mucosa digestiva.
  • El hueso de los mangos supone un importante riesgo de atragantamiento o asfixia para los perros.

Por todo ello, si detectas o sospechas que tu perro ha podido ingerir un hueso de mango, es importante que acudas con urgencia a un centro veterinario para evaluar el estado del animal. En caso de que el hueso se encuentre obstruyendo el tracto digestivo, será necesario proceder a su extracción por endoscopia o por cirugía (laparotomía).  

¿Cómo darle mango a mi perro?

Antes de ofrecer esta fruta a nuestros perros, es importante que la preparemos adecuadamente:

  • En primer lugar, debes seleccionar un mango que esté lo suficientemente maduro.
  • A continuación, pela el mango y retira el hueso central. Recuerda que la piel y los huesos no son aptos para los perros.
  • Una vez hayas separado la pulpa, córtala en cubitos de un centímetro, aproximadamente.

En caso de que sea la primera vez que aportas esta fruta a tu perro, ofrécele solo una pequeña porción y vigila la aparición de cualquier efecto indeseado sobre su salud.

¿Cuánto mango puede comer mi perro?

Aunque los perros pueden comer mango, este no debe ser un alimento habitual en su dieta. Por ello, recuerda que debes ofrecer esta fruta con moderación.

La opción más recomendable es utilizar el mango como alternativa a los premios comerciales, de forma esporádica (por ejemplo, dos o tres veces al mes). Unas cantidades adecuadas pueden ser:

¿Los perros pueden beber zumo de mango?

Pese a que los perros pueden comer mango de forma segura, no es recomendable que beban su zumo. Esto se debe a que el zumo de mango tiene un mayor índice glucémico, es decir, provoca picos de azúcar mucho más marcados que los que produce la fruta entera.

La fibra contenida en la pulpa del mango ayuda a liberar la fructosa de forma paulatina al torrente sanguíneo, lo que evita las subidas rápidas de glucosa en sangre (hiperglucemia). Sin embargo, en el zumo de mango se suele eliminar la pulpa, y con ella la fibra, lo que provoca picos de hiperglucemia que son poco recomendables para la salud de los perros.

Alternativas al mango

El mango se encuentra entre los alimentos que los perros pueden comer, sin embargo, existen otras muchas frutas aptas para los perros. Algunas de ellas son:

Conclusión

Como has podido comprobar, tu perro puede comer mango y beneficiarse, no solo de su sabor, sino también de sus grandes propiedades nutricionales. No obstante, es importante que tengas en consideración la dosis y la forma en la que se debe ofrecer esta fruta, para garantizar un aporte sano y seguro para tu mascota.

0 comentarios

Artículos similares

Publicar comentario

[class^="wpforms-"]
[class^="wpforms-"]
[QUIZ]
[QUIZ]