Labradoodle: precio, características y curiosidades

labradoodle

El Labradoodle es uno de los cruces de perros más deseados del mundo: basta con ver uno para entender por qué.

Pero no todo es lo bonito que son estos perros. Cuando se mezclan la inteligencia y el pelaje hipoalergénico de un Caniche con la naturaleza dulce y extrovertida de un Labrador Retriever, se obtiene un cachorro bastante perfecto.

¿Estás pensando en adoptar un cachorro de Labradoodle? ¿O tal vez quieres conocer los requisitos de ejercicio de un Labradoodle adulto? Aquí tienes todo lo que necesitas saber sobre esta raza canina cruzada.

Origen e historia del Labradoodle

Para entender bien la historia del Labradoodle, lo mejor es echar un vistazo a las dos razas progenitoras.

Historia del Labrador

labrador con un frisbee

Los labradores son originarios de Terranova, una gran isla situada en la costa este de Canadá.

En realidad, la isla forma parte de la provincia de Terranova y Labrador, de donde procede el nombre de estos perros.

Están estrechamente emparentados con los perros de aguas de San Juan, una raza que ya no existe y que acabó dividiéndose en dos razas: los perros de Terranova y el Labrador original. Estos perros tenían un talento increíble para ayudar a los pescadores a recuperar las redes, los palangres y los peces que habían conseguido escapar.

En la década de 1830, los colonos europeos vieron lo impresionantes que eran estos perros y decidieron llevárselos a casa. Posteriormente los criaron con perros de caza locales para crear lo que hoy conocemos como el adorable Labrador Retriever.

Historia del caniche

caniche corriendo

Los caniches son una raza antigua. De hecho, se han encontrado imágenes de caniches en artefactos y tumbas egipcias y romanas. Naturalmente, esto hace que sea más difícil saber con precisión cuándo se originaron estos perros y de dónde proceden.

La mayoría de los expertos coinciden en que los caniches se originaron en Alemania, pero se desarrollaron en Francia. Algunos piensan que son el resultado del cruce de varios perros de agua europeos diferentes y otros creen que llegaron a Portugal en el siglo VIII y que se originaron en Asia.

Lo que sí es seguro es que son una raza muy antigua y que los caniches miniatura y los caniches de juguete se siguieron criando en Francia.

Los caniches estándar se utilizaban para cazar patos, los caniches miniatura para cazar trufas y los caniches toy como simpáticos perros de compañía para la élite francesa.

Historia del Labradoodle

A menudo, en el caso de las razas mixtas, se sabe poco sobre el origen exacto porque es difícil determinar si un cachorro fue criado de forma natural o no.

Sin embargo, este no es el caso del Labradoodle. Fueron criados por primera vez en la década de 1980 en Australia por un entrenador de perros guía llamado Wally Conron. Se especializó en la cría de labradores y golden retrievers muy trabajadores, pero quería criar uno hipoalergénico que pudiera ayudar también a los alérgicos ciegos.

Los caniches son bien conocidos por mudar poco, así que Wally decidió criar estos perros muy inteligentes con sus labradores trabajadores. ¡El resultado fue un gran éxito!

Sin embargo, mucha gente no quería un perro de asistencia de raza mixta, y le llevó muchos años demostrar lo buenos que son estos perros.

Tanto la Asociación Australiana de Labradoodle como la Asociación Internacional de Labradoodle Australiano están intentando incorporar más cruces intergeneracionales para que estos cachorros puedan ser reconocidos oficialmente como de raza pura.

Temperamento y personalidad del Labradoodle

mezcla labrador caniche

Los cachorros y perros adultos de Labradoodle son adorables y devotos. Tienen un carácter muy dulce y les encanta estar con toda la familia.

Jugar es una parte importante del día de cualquier Labradoodle, y le encantará pasar tiempo corriendo detrás de una pelota o resolviendo un problema particularmente difícil juguete de rompecabezas.

Estos perros esponjosos son muy sociables y confiados con los extraños. Se llevan bien con los niños, los perros y otras mascotas y les encanta hacer nuevos amigos. Con toda probabilidad, serán los primeros en correr hacia otros perros en el parque para perros y presentarse.

Estos perros de raza cruzada son muy enérgicos y necesitan una buena cantidad de espacio para explorar y correr. También les gusta acurrucarse contigo en el sofá y disfrutar de una buena película.

¿Cómo entrenar a un Labradoodle?

Al igual que los caniches y los labradores de pura raza, los Labradoodle son muy inteligentes.

Destacan en todo tipo de deportes caninos y clases de adiestramiento y se benefician mucho de las cosas nuevas y emocionantes que pueden hacer. A estos perros inteligentes les encanta complacer a sus dueños, hacerles reír y están dispuestos a hacer lo que se les dice.

Por ejemplo, si se les enseña desde pequeños a no ladrar (a menos que lo necesiten) los Labradoodles son perros bastante tranquilos.

La socialización abundante es importante para los Labradoodles: les encantará jugar con otros perros en una clase de guardería para cachorros y se beneficiarán del aprendizaje de los mayores.

De hecho, los Labradoodles suelen disfrutar de todo lo que hacen, ¡incluido el adiestramiento!

Como son tan cariñosos, pueden ser un poco sensibles. También responden mejor al adiestramiento emocionante y al refuerzo positivo y no les gusta que les regañen o les levanten la voz.

Si quieres que tu Labradoodle aprenda, es esencial animarle en lugar de regañarle. También responden bien a las golosinas.

Aspecto del Labradoodle

labradoodle en la naturaleza

Además de su personalidad cariñosa y afectuosa, el aspecto único de un Labradoodle es algo más que los hace muy populares.

Estos perros parecen pequeños osos de peluche. Tienen unos ojos grandes y amplios y una expresión alegre y curiosa. Dado que aún no existe un estándar para esta raza de perro, los hay de todas las formas y tamaños, y el color y la textura de su pelaje pueden variar bastante.

¿Qué tamaño alcanzan los Labradoodles?

Para saberlo, hay que tener en cuenta los perros de raza pura que hay detrás de este increíble cruce.

Los labradores son siempre de tamaño mediano a grande. Miden alrededor de 58 centímetros y pesan entre 25 y 32 kilos.

Los caniches, sin embargo, presentan 3 tamaños diferentes (estándar, miniatura y toy). Debido a que un Labrador Retriever se mezcla con un Caniche, el Labradoodle también presenta 3 tamaños (estándar, mediano y miniatura).

Al igual que el caniche miniatura, el labradoodle miniatura es especialmente bonito. Estos perritos pueden medir entre 35 y 40 centímetros, el mediano entre 43 y 50, y el Labradoodle estándar puede llegar a medir etre 53 y 60 centímetros.

Dependiendo del Labradoodle que adoptes, pueden pesar entre 7 y 29 kilos.

En general, los Labradoodle machos serán un poco más grandes que las hembras.

Color del Labradoodle

El American Kennel Club reconoce 3 colores de labrador: negro, amarillo y chocolate. Pero estos perros también pueden ser de color rojo, plateado y blanco.

Por otro lado, los caniches vienen en muchos colores diferentes (desde el negro hasta el albaricoque). Así que, como puedes imaginar, los Labradoodles también pueden tener muchos colores y combinaciones diferentes.

Algunos son caramelo, chocolate, negro, rojo, tiza, oro y pardo.

Pelaje del Labradoodle

Tanto si adquieres un Labradoodle chocolate como uno de color, la textura de su pelaje puede variar mucho. Hay tres tipos principales de pelaje:

  • Peludo: este pelaje suele ser más corto y más ondulado (piensa en un Terrier). Es probable que se desprenda un poco más y que huela cuando tu perro (inevitablemente) se bañe. Este tipo de pelaje se encuentra en los Labradoodles de primera generación (cachorros con padres Caniche y Labrador Retriever).
  • Lanoso: este pelaje es denso y muy suave, como el de una oveja (o el de un caniche). Este pelaje se desprende menos que los peludos y tiene un olor menos característico a perro.
  • Fleecy: un Labradoodle con pelaje de vellón tendrá un pelo largo y ondulado. En opinión de muchas personas, éste es el pelaje más atractivo.

¿Los Labradoodle son hipoalergénicos?

Ningún perro es totalmente hipoalergénico; todos mudan al menos un poco. Sin embargo, muchas razas de caniches (mezclas de caniches) se criaron originalmente porque los caniches mudan poco. Los criadores de Labradoodle querían la personalidad divertida de un Labrador, pero con el pelaje de poca muda de un Caniche.

Si sufres de alergias y no quieres que el pelo del perro cubra todos tus muebles, el Labradoodle podría ser una muy buena opción.

¿Cómo cuidar a un Labradoodle?

Los Labradores Retriever tienen un pelaje doble y, por lo tanto, mudan bastante, sobre todo antes de que cambie la estación y necesiten que les crezca uno más cálido o más fresco. Por suerte, los Labradoodle heredan el pelaje único de su progenitor Caniche de raza pura y, por tanto, mudan menos.

Aunque no mudan tanto como otras razas de perros, merece la pena cepillar a tu perro semanalmente para eliminar los pelos sueltos y la suciedad. Esto ayuda a que su pelaje se mantenga liso y con buen olor.

Dependiendo de si tu Labradoodle ha heredado un pelaje lanoso o no, es posible que tengas que recortar el pelo alrededor de los ojos y entre los dedos de los pies, para que no le irrite. También puedes considerar la posibilidad de llevarlo a un peluquero profesional de vez en cuando.

La salud de un Labradoodle

Un perro adulto de raza mixta suele ser más sano que un cachorro de raza pura, ya que el pool genético es un poco mayor.

Para cerciorarte de que consigues un cachorro de Labradoodle sano, asegúrate de que investigas y lo adquieres de un criador responsable y ético. Aunque sean más baratos, evita a toda costa las fábricas de cachorros. Los criadores poco éticos no se preocupan por la salud o el bienestar de su Labradoodle, y no podrás estar seguro de que hayan sido examinados adecuadamente.

Llevar al veterinario a los Labradoodles estándar, medianos y miniatura con regularidad puede ayudar a detectar cualquier enfermedad desde el principio. Nunca puedes estar seguro al 100% de lo que padecerá tu perro, pero asegurarse de que tiene una dieta equilibrada, mucho ejercicio y una vida feliz puede reducir mucho los riesgos.

Dicho esto, dependiendo de los padres y del tamaño de tu Labradoodle, algunos perros pueden sufrir las siguientes condiciones :

  • Displasia de cadera y displasia de codo (comunes tanto en los Labradores Retriever como en los Caniches estándar)
  • Infecciones de oído
  • Diabetes mellitus
  • Epilepsia
  • Alergias (piel)
  • Atrofia progresiva de la retina
  • Hipotiroidismo

Esperanza de vida de un Labradoodle

Puedes esperar que tu Labradoodle viva entre 12 y 15 años. Por supuesto, la genética juega un papel importante, al igual que el estilo de vida.

¿Cuánto ejercicio necesita un Labradoodle?

Al igual que el Caniche y el Labrador Retriever de pura raza, los Labradoodles necesitan hacer mucho ejercicio para quemar toda su energía.

Requieren un par de paseos largos y variados al día y también les encantará correr en su parque local. Un mini Labradoodle necesita menos ejercicio que un Labradoodle estándar, pero también mucho tiempo de juego y estimulación.

¿Cuánto cuesta un Labradoodle?

Depende de dónde se adquiera el Labradoodle, pero el precio puede oscilar entre 1.300 y 1.700 euros.

Merece la pena buscar Labradoodles en tu refugio local, ya que pueden acabar allí (aunque es poco probable), lo que cuesta menos dinero.

También depende del tipo de Labradoodle que quieras. Si consigues un cachorro F1 (un cachorro Labradoodle con un Labrador y un Caniche como padres), probablemente te costará menos que un cachorro F2 o F3 (cachorros Labradoodle que tienen Labradoodles como padres).

Los cachorros F1 cuestan menos, ya que es más difícil predecir exactamente su aspecto y puede haber mucha variedad en una misma camada.

Si quieres un Labradoodle miniatura, te costará más que el tamaño estándar (porque son muy bonitos y están muy solicitados). Algunos colores y texturas de pelaje pueden ser menos o más caros en ciertas zonas, dependiendo de la demanda local.

¿Qué otros costes adicionales conlleva tener un Labradoodle?

Después de adoptar a tu cachorro de Labradoodle, puedes esperar pagar aproximadamente 1.300 euros durante los primeros 6 meses para el tratamiento médico necesario y otros gastos.

Dependiendo de la comida que decidas darle a tu cachorro, puedes esperar pagar aproximadamente 2.600 euros al año en lo esencial.

Datos adicionales sobre los Labradoodles

datos sobre el labradoodle

¿Qué tipo de dueños necesita un Labradoodle?

Los Labradoodles necesitan dueños activos que puedan seguir el ritmo de su entusiasmo y energía.

Les encantan los paseos regulares y las aventuras emocionantes, por lo que necesitan una familia que se lo proporcione. Incluso si no utilizas un Labradoodle como perro de servicio, les encanta tener un trabajo que hacer.

El entrenamiento y el aprendizaje de cosas nuevas pueden ser muy gratificantes para esta raza de perro.

¿Pueden los Labradoodle vivir en apartamentos?

Estas mascotas familiares se desenvuelven mejor cuando tienen un patio trasero o un espacio vallado para jugar. Les encanta explorar y entretenerse, lo que es más difícil de hacer en un apartamento.

Si no hay más remedio, un Labradoodle miniatura podría vivir en un apartamento si su dueño está dispuesto a sacarlo a lo largo del día para que corra y haga sus necesidades.

¿A los Labradoodle les gusta el agua?

Tanto a los Labradores Retriever como a los Caniches les gusta el agua, así que es probable que a tu Labradoodle también. Les encantará saltar en los charcos y chapotear en los estanques.

¿Qué tipo de clima es el mejor para un Labradoodle?

Los Labradoodle se adaptan bastante bien a la temperatura.

Ambas razas son originarias de climas más fríos, por lo que también suelen preferirlos. Si crees que tu perro tiene demasiado calor en verano, hay algunas cosas que puedes hacer para refrescarlo, y como a los Labradoodle les encanta nadar, ¡siempre puedes llevarlos a darse un chapuzón!

¿Cuánto tiempo tarda un Labradoodle en crecer del todo?

Los Labradoodles pueden alcanzar su altura y peso plenos entre los 12 y los 18 meses. Cada cachorro será ligeramente diferente, y el tipo de Labradoodle que adquieras puede influir en el tiempo que tarde.

¿Son agresivos los Labradoodle?

No, los Labradoodle son conocidos por ser muy cariñosos y afectuosos, no agresivos. Les encanta conocer a los extraños y son estupendos con los niños pequeños.

Por supuesto, todos los perros deben estar bien entrenados y socializados, pero los labradoodles no son agresivos por naturaleza.

¿Puedo dejar solo a mi Labradoodle?

Ningún perro debería quedarse solo durante mucho tiempo. Los perros son animales de manada y son muy amigables, y los labradoodles no son una excepción.

Sin embargo, debido al Caniche que llevan dentro, a los Labradoodles no les importa quedarse solos durante unas horas, siempre que tengan suficiente para entretenerse.

Reflexiones finales

Los Labradoodles son un paquete completo (a menos que busques un perro guardián agresivo).

Son inteligentes, cariñosos, sociables y se llevan bien con la gente nueva y con otros perros. También son muy, muy bonitos.

Son más hipoalergénicos que otros perros, por lo que son una excelente opción para quienes sufren de alergias o no les gusta aspirar tanto.

Necesitan una buena cantidad de estímulos y ejercicio, pero con eso (y muchos mimos), tendrás un miembro de la familia devoto y adorable.

Si tuvieras que adoptar un Labradoodle, ¿con qué tipo te quedarías? ¿Un mini Labradoodle de color chocolate y con pelusa? ¿O uno estándar, amarillo y de pelo ondulado?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.