Accueil » Salud » Mi perro sangra por la nariz: causas y cómo reaccionar

Mi perro sangra por la nariz: causas y cómo reaccionar

Autor: Rémi

La epistaxis o hemorragia nasal es bastante común en los perros y es una de las razones más comunes de las visitas a los veterinarios. A diferencia de los humanos, donde las hemorragias nasales pueden ser transitorias y ocasionales y no muy graves, en los perros pueden ser un síntoma que sugiera una condición más o menos grave.

Cuando a tu perro le sangra la nariz, es imperativo que reacciones rápidamente y lo lleves al veterinario ya que la epistaxis nunca es inofensiva.

Causas de las hemorragias nasales en los perros

Las hemorragias nasales en los perros pueden tener diferentes razones. Aquí están las principales causas:

  • Traumatismo por objeto contundente en la cabeza o choque violento:

Un golpe en el hocico del perro puede causar una hemorragia. Es decir, el trauma puede causar lesiones en los capilares nasales, provocando así un sangrado de intensidad variable dependiendo del trauma. En el caso de un choque violento, una fractura del hueso de la nariz puede ser la causa de la hemorragia nasal.

  • Cuerpos extraños :

La presencia de un cuerpo extraño en la nariz del animal también puede ser la causa de este sangrado. Las espigas finas y puntiagudas pueden clavarse en las fosas nasales del perro y pueden convertirse rápidamente en peligrosos, causando estornudos y hemorragias debido a la irritación de la mucosa nasal.

Si una hierba, restos de plantas o espigas se atascan en las fosas nasales de tu perro, no intentes quitarlas tú mismo ya que puede empeorar la situación. Lleve a tu perro al veterinario.

  • Inflamación:

Si tu perro tiene una hemorragia nasal, puede ser una rinitis viral, bacteriana o micótica. La hemorragia nasal en este caso se acompaña de otros síntomas y se detiene tan pronto como se cura. Si la epistaxis continúa a pesar de la curación, lleva a tu perro al veterinario inmediatamente ya que puede estar ocultando una enfermedad más grave.

  • Envenenamiento:

La mordedura de una serpiente, la ingesta de productos tóxicos como el veneno para ratas puede causar hemorragias nasales. La ingesta de medicamentos de forma accidental también puede causar epistaxis en tu perro, como los medicamentos anticoagulantes o la aspirina, por ejemplo. Si tu perro ha ingerido estos productos, es importante ir al veterinario rápidamente.

  • Enfermedades graves :

Otras enfermedades pueden hacer que la nariz de tu perro sangre. Algunos de los ejemplos son los tumores, la leishmaniasis, el síndrome de hiperviscosidad o las enfermedades que causan trastornos hemorrágicos.

Trastornos de la coagulación primarios, secundarios o no a la intoxicación por raticidas anticoagulantes,

Epistaxis en perros: ¿qué hacer?

Mientras esperas la visita al veterinario, aquí hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a tu perro:

  • Primero, calma a tu perro. La presión arterial alta debido al estrés aumentará el sangrado
  • Comprime la nariz de su perro tapándola, excepto en caso de trauma o fractura.
  • Asegúrate de que la cabeza esté inclinada hacia adelante para promover la coagulación, y que los coágulos de sangre no pasen a la tráquea.
  • Usa una bolsa de hielo

Precaución: nunca toques el interior de las fosas nasales, o intentes insertar una almohadilla de algodón, esto podría empeorar el sangrado.

¿Cuándo hay que consultar a un veterinario?

Una hemorragia nasal breve y ocasional no requiere necesariamente la intervención de un veterinario, pero debes consultar al veterinario en los siguientes casos:

  • Si el sangrado dura más de unos pocos minutos;
  • Si las hemorragias nasales son frecuentes;
  • Si el animal parece tener dolor;
  • Si la epistaxis se acompaña de otros síntomas.

En estos casos, el veterinario podrá realizar pruebas adicionales como análisis de sangre, rayos X, rinoscopia. Es importante programar estas pruebas adicionales para determinar la causa de la epistaxis, de modo que se puedas prescribir el tratamiento adecuado.

Hemorragias nasales en los perros: ¿cómo evitarlas?

Las causas de las hemorragias no son siempre las mismas, por lo que es un poco difícil evitarlas, pero siempre hay que vigilar al perro para evitar accidentes. La casa debe estar bien ordenada, y asegurate de que el perro no inhale productos peligrosos, siempre hay que vigilarlo para identificar los síntomas.

Por último, es importante consultar al veterinario si la hemorragia nasal de tu perro es intensa y no se detiene.

Artículos similares

Publicar comentario