DogsPlanet » Alimentación » ¿Le puedo dar huevos crudos a mi perro?

¿Le puedo dar huevos crudos a mi perro?

Autor: Adel Saadoun, Doctor Veterinario

Los perros son animales carnívoros que hoy en día pueden ser vistos como oportunistas o con tendencia omnívora.

Los perros no sólo pueden comer alimentos distintos de la carne, sino que estos alimentos pueden aportar algunos beneficios a su organismo.

Sin embargo, es necesario señalar que algunos son tóxicos y pueden causar intoxicación. ¿Es este el caso de los huevos crudos? ¿Son peligrosos para el perro? ¿Cuáles son sus beneficios?

En este artículo, responderemos a todas estas preguntas.

Peligros de los huevos crudos en los perros

Algunos de los buenos nutrientes de los huevos se encuentran principalmente en la yema, que puede darse sin ningún problema, ya sea cocida o cruda. La clara de huevo cruda, en cambio, está compuesta por proteínas, algunas de las cuales pueden ser perjudiciales y peligrosas para el perro. Se trata de ciertos compuestos antinutricionales, estos son :

  • Avidina: es una proteína que se encuentra en la clara del huevo y que se une a la vitamina B8 y la destruye, impidiendo la producción de energía a partir de los nutrientes, incluida la vitamina 8, que desempeña un papel importante en este proceso.
  • Ovomucoides: son proteínas también presentes en la clara del huevo y tienen una acción contra las tripsinas digestivas, enzimas esenciales para la digestión de las proteínas. Así, estas proteínas impiden la digestión de las proteínas.

Estas proteínas actúan impidiendo la digestión y asimilación de ciertos nutrientes.

Sin embargo, como estos compuestos son sustancias termolábiles, es decir, que sufren cambios al aumentar la temperatura, la cocción degrada este efecto antinutricional. Por lo tanto, es mejor cocinar la clara de huevo antes de dársela al perro.

En resumen, la clara de huevo cruda es peligrosa y no se recomienda para los perros. La cocción degrada sus compuestos nocivos y puede ofrecerse de manera ocasional a tu mascota.

¿Puedo dar yema de huevo cruda a mi perro?

La yema es la parte del huevo que contiene vitaminas y carotenoides, poderosos aliados especialmente para la piel y los ojos de tu perro. Estos compuestos se descomponen con la cocción fuerte.

Por lo tanto, es aconsejable ofrecer la yema de huevo cruda o ligeramente cruda para aprovechar todos los beneficios de este alimento.

Sin embargo, es muy importante que te asegures que el huevo esté fresco, así como de su procedencia, para evitar intoxicaciones debidas a los gérmenes que puedan estar presentes.

Ventajas y beneficios de los huevos en los perros

Los huevos ligeramente cocidos o con la yema cruda son una fuente interesante de proteínas animales y ácidos grasos para tu perro. Los huevos también contienen :

  • Lípidos;
  • Vitaminas;
  • Minerales como el hierro y el fósforo;
  • Carotenoides, que son excelentes antioxidantes.

Todos estos compuestos confieren a los huevos propiedades interesantes para el pelaje y para la piel de tu perro.

Además, gracias a la luteína, el huevo es un excelente aliado para los ojos y puede prevenir las cataratas en tu perro. Los huevos también mejoran la visión al prevenir la degeneración macular relacionada con la edad.

¿Qué tipo de huevos darle a tu perro?

Si decides dar huevos a tu perro, generalmente se recomienda que escojas huevos cuyo origen sea conocido. Escoge los huevos ecológicos, comprados directamente a un granjero que cría sus gallinas de forma ecológica. Esto se debe a que los huevos producidos en granjas destinadas a la comercialización son menos nutritivos.

0 comentarios

Artículos similares

Publicar comentario