¿Los perros pueden comer huevo? La respuesta de una veterinaria

huevos

Cada vez es más habitual que las personas propietarias de mascotas se preocupen por dar una dieta natural, casera y saludable a sus fieles amigos de cuatro patas. Uno de los ingredientes de los que se ha hablado mucho es el huevo.

¿Es apto para los perros? ¿Crudo o cocinado? ¿Pueden comer su cáscara? La respuesta a estas preguntas y muchas más las encontrarás en este artículo.

¿Los perros pueden comer huevo?

Sí, los perros pueden comer huevo. Es un alimento muy nutritivo y válido para los perros. Supone una fuente ideal de proteínas y grasas de calidad, además de vitaminas y componentes antioxidantes. 

¿Le puedo dar huevo crudo a mi perro? 

No es aconsejable que los perros coman huevo crudo. Es cierto que los perros pueden digerir el huevo crudo pero su ingesta supone dos problemas principales:

  • Contaminación microbiológica por presencia de patógenos, entre ellos la famosa Salmonella, una bacteria causante de alteraciones digestivas.
  • Déficit de algunas vitaminas, como por ejemplo la biotina, por la presencia de factores antinutricionales como la avidina o antitrípsicos, que impiden su absorción intestinal. 

Al cocinar el huevo reduces el riesgo de infección y se inactivan estos factores antinutricionales perjudiciales. Por tanto, la forma más segura de dar huevo a nuestra mascota es cocinándolo correctamente.

¿Los perros pueden comer cáscara de huevo?

Sí, los perros pueden comer cáscara de huevo triturada completamente. Es bien conocido que la cáscara de huevo tiene una alta concentración de calcio. Además, también contiene fósforo, magnesio y trazas de sodio, potasio, zinc y hierro. De ahí, la creciente tendencia de ofrecer esta parte del huevo a nuestros perros, para darle un aporte extra de estos minerales, sobre todo de calcio. 

Se debe administrar triturada y mezclada con su comida habitual. Primero debes hervir la cáscara para eliminar los microorganismos que la recubren, pues ten en cuenta que la gallina expulsa los huevos por su cloaca, la parte de su cuerpo donde desembocan el tubo digestivo, el aparato urinario y el aparato reproductor, así que no es una zona precisamente limpia…

Una vez hervidas, hay que secarlas muy bien introduciéndolas en el horno a 90ºC durante 10-15 minutos. Y, finalmente, usa una trituradora o un mortero para triturarlas y convertirlas en polvo para poder añadirlas en su comida sin que se note su textura. 

Un consumo excesivo de calcio puede dar lugar a estreñimiento, incapacidad de absorción de hierro o zinc y aumento de la probabilidad de formar cálculos, así que ofrécesela esporádicamente, no de forma rutinaria.

¿Y la tela transparente que la recubre internamente?

Se llaman membranas testáceas y sí, los perros pueden comer las membranas testáceas. Éstas se localizan justo debajo de la cáscara recubriendo el interior del huevo y son una parte muy interesante del huevo para nuestras mascotas porque son ricas en colágeno, glucosamina, condroitina y ácido hialurónico, compuestos necesarios para regenerar el tejido conectivo y mejorar la salud articular, algo muy beneficioso en perros con osteoartritis

Beneficios de los huevos para los perros 

Proteína

Es una de las mejores fuentes de proteína por su composición de aminoácidos y porque  su biodisponibilidad, es decir, su capacidad para ser absorbidas y usadas por el organismo, es de las más altas en comparación con otros ingredientes frecuentemente usados como fuente de proteína. 

Se presenta como una fuente alternativa de proteína para dietas hipoalergénicas ya que es poco usado en piensos comerciales, por ello, es probable que el perro no haya tenido exposición previa a este ingrediente. Por otra parte, es cierto que el huevo tiene proteínas con potencial alergénico pero son poco frecuentes ya que sólo representan un 4% de los casos de alergias en perros

Grasa

La grasa, presente en la yema, es una de las fuentes de lípidos de origen animal más saludables porque su perfil lipídico es mayormente insaturado. Además, aporta ácido linoleico y omega-3, unos ácidos  grasos esenciales para que la piel y el pelo se regeneren y mantengan una función y aspecto sanos. 

Es bien conocido que el huevo es una fuente importante de colesterol, sin embargo, este no perjudica el colesterol sanguíneo ya que se ha visto que el colesterol dietético, es decir, el ingerido a través de los alimentos, casi no ejerce ningún efecto sobre los niveles de colesterol en sangre y que éstos dependen mayormente de factores individuales, como la genética y los hábitos de vida.

Además, el huevo contiene fosfolípidos que interfieren en la absorción de su propio colesterol. Por tanto, la creencia popular de que la ingesta de huevos aumenta el riesgo cardiovascular por su efecto sobre los niveles de colesterol en sangre es falsa.

El huevo es un alimento con una alta densidad nutricional, es decir, aporta muchos nutrientes sin aportar muchas calorías, por tanto, permite nutrir a nuestras mascotas, favoreciendo una adecuada condición corporal. Esto es ideal hoy en día, ya que la obesidad es uno de los problemas de salud más comunes en los perros. 

Micronutrientes 

El huevo es una fuente importante de vitaminas y minerales. Entre ellos, destacamos la vitamina D, B3 y B9. Otras vitaminas a remarcar son la colina, necesaria para un buen funcionamiento del hígado, cerebro y musculatura, y para una correcta coagulación, gestación y lactación, y la biotina o vitamina H, que participa en el mantenimiento de la salud de la piel y el pelaje de los perros.

Antioxidantes

El huevo se considera un alimento funcional ya que es beneficioso para la salud y reduce el riesgo de padecer ciertas enfermedades. Esto se consigue gracias a los antioxidantes.  Destacamos la luteína y la zeaxantina, dos carotenoides presentes en la yema del huevo relacionados con la prevención de la degeneración de estructuras oculares asociada a la edad, por tanto, favorecen la función visual. Además, la luteína mejora el sistema inmune y reduce el daño oxidativo.

Componentes antimicrobianos

La clara del huevo contiene componentes con acción antimicrobiana, como la lisozima o la ovotransferrina, entre otros. 

Además, de forma natural, los huevos contienen anticuerpos contra microorganismos a los que las gallinas ponedoras se han visto expuestas. Éstos son transmitidos a los animales que ingieren estos huevos, llamados ‘huevos hiperinmunes’, representando una alternativa al uso de antibióticos. Hay estudios que demuestran que el uso de estos ‘huevos hiperinmunes’ en perros, restablece la salud de los dientes y las encías, mejora la protección frente a la parvovirosis clínica y ayuda en el mantenimiento de la salud intestinal, entre otros [1, 2, 3, 4].

¿Cuáles son los riesgos de dar huevo a tu perro?

Como hemos comentado anteriormente, aunque no es de los alimentos que más frecuentemente causan reacciones adversas en los perros, sus proteínas pueden generar respuestas alérgicas o intolerancias, por tanto, debes vigilar muy de cerca a tu can si le ofreces este alimento por primera vez.

Los síntomas que deben llamar tu atención son urticaria, hinchazón de los belfos o la lengua, sibilancias o dificultad para respirar, vómitos o diarreas. Si detectas alguno de estos signos, llévalo con urgencia al veterinario para que establezca un tratamiento adecuado para su recuperación. Y, evidentemente, no le vuelvas a ofrecer este alimento a tu mascota [2]. 

¿Cómo darle huevo a tu perro de manera segura?

Puedes darle huevo a tu perro de muchas formas diferentes. Lo más importante que debes recordar es que deben comerlo cocinado, y no crudo, y con poco aceite. A la hora de comprar los huevos escoge los que tengan una cáscara limpia e intacta, nunca los laves porque ésto facilita la entrada de gérmenes en el huevo y, para evitar la contaminación cruzada, rompe el huevo hazlo en un recipiente diferente al que vayas a usar para batirlo porque los microorganismos podrían pasar de la cáscara a la yema.

¿Cuántos huevos puede comer un perro?

Por muy buenos y sanos que sean los huevos, no podemos abusar de ellos en la alimentación de nuestras mascotas. La dosis recomendada para un perro sano es un huevo, de una a dos veces a la semana.   

¿Qué hacer si tu perro come demasiados huevos?

Si tu perro come demasiados huevos probablemente muestre signos digestivos y sienta dolor estomacal, vómitos o diarreas. Durante los siguientes días aliméntalo con una dieta blanda a base de arroz y zanahoria hervidos o bien comprale latas gastrointestinales y añádele probióticos para restaurar su función intestinal. 

Alternativas a las huevos 

¿Ya le has dado a tu perro su ración semanal de huevos y queréis darle otro aporte de proteína y grasas saludables? Otros alimentos que le pueden proporcionar estos nutrientes son los espárragos, como fuente de proteína vegetal, o el coco, como fuente de calorías saludables. 

Preguntas frecuentes

¿Los perros pueden comer huevo cocido?

Sí, los perros pueden comer huevo cocido. Ya hemos comentado que la forma más segura de darle este alimento a tu perro es cocinado, de la forma que sea. Recuerda no añadir sal al cocinarlo.

¿Los perros pueden comer huevo frito?

No, los perros no pueden comer huevo frito porque las frituras no son muy buenas para su salud y éste se cocina con abundante aceite. Una alternativa parecida pero más saludable sería un huevo a la plancha, que se cocina con una cantidad irrisoria de aceite siendo así apto para tu can.

¿Los perros pueden comer huevo revuelto?

Sí, los perros pueden comer huevo revuelto. Además, puedes agregarle otros ingredientes para hacer un revuelto aún más delicioso: añádele espinacas, queso mozzarella o atún, ¡no se podrá resistir a este manjar!

¿Los perros pueden comer tortilla francesa?

Sí, los perros pueden comer tortilla francesa porque es básicamente el huevo batido cocinado con muy poco aceite, y sólo debes esperar a que cuaje la tortilla.  

¿Los perros pueden comer tortilla de patatas?

No, los perros no pueden comer tortilla de patatas. Está prohibida para los perros porque las patatas se fríen con abundante aceite, algo insano para nuestras mascotas.

¿Los cachorros pueden comer huevo?

Sí, los cachorros pueden comer huevo. Los perros jóvenes son más activos y están en fase de desarrollo, por eso necesitan proteína de alta calidad, vitaminas, energía saludable y calcio, entre otros nutrientes, sustancias que el huevo puede proporcionar a tu cachorro. Además, se ha visto que la colina presente en la yema podría mejorar el rendimiento cognitivo, sobre todo en las primeras etapas de vida [1, 2]. 

Conclusión

El huevo es un alimento apto para la alimentación de los perros. Tiene un alto valor nutricional, aportando proteínas y lípidos de alta calidad, y contiene compuestos bioactivos beneficiosos para mantener su salud y prevenir enfermedades.

Idealmente deben comerlo cocinado, ya que crudo conlleva riesgos microbiológicos y déficits nutricionales. Pueden comerlo cocido, revuelto o a la francesa, pero no se lo des frito ni en forma de tortilla de patata, ya que deja de ser tan saludable. También pueden comer su cáscara lavada y bien triturada.

Una vez los pruebe tu peludo, ¡no dejará de pedirlos en su menú! ¿Lo ha probado ya tu mascota?

Referencias

[1] FEDIAF (2016). Guías Nutricionales para alimentos completos y complementarios para perros y gatos. https://www.um.es/documents/14554/744854/Guias-Nutricionales-FEDIAF-es-2017.pdf/410142b0-9ad7-4752-a0a7-3b102b1dc3c0

[2] Malagarriga, M. M. El huevo en la alimentación de nuestras mascotas (2021). https://www.institutohuevo.com/wp-content/uploads/2021/05/El-huevo-en-la-alimentaci%C3%B3n-de-nuestras-mascotas-05-2021.pdf 

[3] Instituto de Estudios de el huevo (27 de marzo de 2023). El huevo en la dieta y la salud. https://www.institutohuevo.com/el-huevo-en-la-dieta-y-la-salud/#1501002266180-cedf4a08-f8e5 

[4] M.V.Z. Ilsse Patricia Sánchez Garay. Tesis: Efecto de las inmunoglobulinas Y de yema de huevo de gallinas hiperinmunizadas administradas a becerras Holstein como preventivo de diarrea neonatal (marzo 2021). http://bdigital.dgse.uaa.mx:8080/xmlui/handle/11317/2130 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *