Saint-Bernard

Este perro grande y robusto siempre ha fascinado a todo el mundo. La imagen del barril alrededor de su cuello es la primera que nos viene a la mente cuando pensamos en el San Bernardo. El lado algo mítico de este gran perro sigue presente hoy en día en el inconsciente popular. Este rescatador innato impresiona y conserva aún un lado misterioso e intrigante. Su apariencia de perro rudo y brusco es un reflejo engañoso de sus grandes habilidades y su especial inteligencia. La representación cinematográfica del gran perro Beethoven dispuesto a salvar a la pequeña de su familia, a pesar de estar a distancia de su casa, se asemeja a la realidad. Su capacidad de localizar, incluso a seis metros bajo la nieve, es una clara prueba de ello. La imagen de esta gran bola peluda y simpática, lista para hacer cualquier cosa para salvar a su familia, forma parte de su carácter.

Altura 62 a 90 cm
Peso 50 a 90 kg
Esperanza de vida 8 to 10 años
Pérdida de pelo High
Necesidad de ejercicio Low
País de origen Suiza

Descripción rápida del Saint-Bernard

Carácter

  • Carece de agresividad
  • Excelente con los niños
  • Bastante dócil, pacífico y devoto
  • A veces, es obstinado

Aspecto

  • Musculoso, firme y poderoso
  • Cuerpo armonioso
  • Majestuosidad impresionante
  • Apariencia muy digna

Salud

  • Se debe vigilar el crecimiento y el aumento de peso en el cachorro
  • Posible osteosarcoma
  • Entropión y ectropión
  • Convulsiones epilépticas, miocardiopatía dilatada y eczema

Personalidad del Saint-Bernard

Este gran actor, a veces muy testarudo, es un perro muy gentil. Aunque parezca un gran peluche, no lo es.

Aunque no es agresivo, es un excelente guardián. Sin embargo, no posee ferocidad alguna, suele estar muy apegado a su amo y a su territorio, y a veces puede ser un poco hostil hacia aquellos que se atreven a amenazar a su amo o a su propiedad.

Perfecto para el rescate y la vigilancia, sus instintos naturales salen a relucir en caso de peligro. Su instinto de protección y rescate, especialmente en la nieve, está siempre presente.

Si alguien está en problemas, no dudará en acudir en su ayuda, es un salvador nato. Tiene un sentido de la orientación muy desarrollado y puede detectar olores, gracias a su hocico húmedo, hasta seis metros bajo la nieve.

Generalmente es amable con los niños y es muy paciente. Es de naturaleza dócil, pacífica y devota.

Es muy vigilante y muy tolerante con los niños muy pequeños. Extremadamente sociable, sabrá sin embargo intervenir enérgicamente si siente que un peligro le amenaza a él o a los suyos.

saint-bernard personnalité

Aspecto de la raza

saint-bernard

El San Bernardo es musculoso, firme, poderoso, y tiene un cuerpo armonioso, del cual emana una gran dignidad. Asimismo, el San Bernardo tiene una apariencia muy noble.

Altura

Entre 62 y 90 cm (24.41 y 35.43 pulgadas) para el macho
Entre 62 y 90 cm (24.41 y 35.43 pulgadas) para la hembra

Peso

Entre 50 y 90 kg (110.23 y 198.41 libras) para el macho
Entre 50 y 90 kg (110.23 y 198.41 libras) para la hembra

Color

El magnífico pelaje del San Bernardo es blanco y rojo, o marrón con una máscara muy oscura.

Pelo

El pelo del pelaje puede ser corto o largo. El pelaje corto es estrecho, denso, duro y suave, mientras que el largo es recto.

Morfología

Su cabeza cuadrada se podría caracterizar, a grandes rasgos, como enorme. Sus ojos son de tamaño medio, y varían en color de marrón a avellana.

Sus grandes orejas caídas tienen forma triangular. Su nariz es negra. Su larga cola se asemeja a un penacho, es pesada y muy larga.

Según la FCI, esta raza pertenece al grupo 2, a la sección 2 y al número #61

Características del Saint-Bernard

Esta raza corresponde a tu estilo de vida?

Cada raza de perro tiene sus propias características. Sin embargo, el carácter real de un perro puede variar de uno a otro dentro de la misma raza.

¿Es el Saint-Bernard tu perro ideal? ¡Averígualo con nuestro quiz!

¡Tardarás menos de 3 minutos!

Hacer el test
Vida en apartamento
Primer perro
Quedarse solo
Resistente al frío
Resistente al calor
Afectuoso
Convivencia con niños
Comportamiento hacia desconocidos
Convivencia con otros animales
Pérdida de pelo
Nivel de baba
Fácil de cuidar
Salud
Fácil de adiestrar
Inteligente
Tendencia a ladrar
Tendencia a mordisquear
Protector
Instinto de caza
Aventurero
Nivel de energía
Intensidad
Necesidad de ejercicio
Juguetón

Precio y presupuesto mensual

Precio de un cachorro Saint-Bernard: entre 900 € / $ 1077 y 1200 € / $ 1436
Estos precios son indicativos y pueden variar según el criador
Gasto mensual medio para mantener un Saint-Bernard: 180 € / $ 216
El presupuesto mensual incluye el promedio de gastos en alimentos y productos de higiene (limpieza, antiparasitarios…)

Fotos del Saint-Bernard

Salud del Saint-Bernard

El crecimiento y el aumento de peso del cachorro son muy rápidos y deben ser vigilados muy de cerca. El alimento debe ser adecuado para satisfacer las necesidades excepcionales del rápido crecimiento de este gran animal.

Sin embargo, una vez alcanzada la edad adulta, el San Bernardo se vuelve muy robusto y generalmente tiene una excelente salud.

El osteosarcoma (cáncer de huesos) puede ser padecido por algunos individuos. Se cree que esta enfermedad es hereditaria en el San Bernardo.

El entropión y el ectropión (párpado que gira hacia adelante o hacia atrás) también son posibles en la raza. Por lo tanto, los ojos deben ser vigilados regularmente.

El San Bernardo también pueden padecer ataques epilépticos, miocardiopatía dilatada (enfermedad cardíaca) y eccema.

Puede gozar de una gran longevidad si el ejemplar no se ve afectado por ninguna de estas enfermedades mencionadas.

CUIDADOS

El más popular de los San Bernardos es el de pelo largo, este deberá ser cepillado regularmente.

El cepillado debe ser enérgico y profundo. Se debe planificar un tiempo de cepillado regular para mantener así su gruesa mata de pelo.

Historia de la raza

Esta raza de grandes perros de montaña aparentemente desciende del Mastín Tibetano, el antiguo sabueso asiático. El San Bernardo tal y como lo conocemos hoy fue seleccionado por los monjes del Gran Hospicio de San Bernardo, del cual también adquiere su nombre.

Los monjes lo usaron para la guardia y el rescate en la montaña. Generalmente eran adiestrados para la búsqueda en las avalanchas, la imagen del barril de aguardiente que cuelga del cuello del gran perro a menudo se repite en la iconografía de la raza.

Esta práctica, utilizada hacia finales del siglo XIX, tenía como objetivo revitalizar a las personas perdidas en las montañas, o víctimas del frío o de las avalanchas. La nobleza, la devoción y el sacrificio siguen siendo aún hoy en día el lema del San Bernardo.

Se dice que a mediados del siglo XVII las familias del Valais y de los valdenses ofrecieron perros al hospicio. Los monjes crearon entonces una raza que carecía de la ferocidad de su antepasado. El San Bernardo se describe en el Prior Ballalu del hospicio por primera vez en 1709.

Asimismo, está documentado también que en 1700 el canónigo Camos, el ecónomo local, hizo fabricar una rueda en la que se ponía un perro para hacer girar el asador.

Posteriormente se publicaron varias crónicas sobre las hazañas de los San Bernardos. Muchos viajeros pueden considerarse afortunados de haber sido salvados gracias a estos extraordinarios perros.

Los registros genealógicos fueron creados en 1867 por Heinrich Schumacher, que vivía en Holligen cerca de la ciudad de Berna. En febrero de 1884, León fue el primer San Bernardo que se inscribió en el libro genealógico suizo.

El 15 de marzo del mismo año se fundó el Club Suizo del San Bernardo en la ciudad de Basilea y el origen suizo del San Bernardo y su estándar fueron reconocidos en junio de 1887 en un congreso internacional de cinología. Fue entonces cuando se convirtió en el perro nacional suizo.

Existen dos variedades de San Bernardo, la de pelo corto y la de pelo largo. A la corpulencia del San Bernardo de pelo corto se añadieron las excepcionales cualidades del Terranova.

El cruce produjo como resultado un San Bernardo de pelo largo, más grande e imponente que el de pelo corto. El San Bernardo de pelo largo se convirtió en el más extendido de la raza.

Hasta 2004, el Hospicio del Gran San Bernardo mantuvo una cría de perros, para entregar este encargo a la Fundación Barry, situada en el lado suizo de la carretera que va del Paso de San Bernardo a Martigny, en 2005.

Muchos San Bernardos han sido utilizados en películas como Cujo de Stephen King, Barry de Richard Pottier y la muy exitosa película quebequense "La Guerre des tuques".

Publicar comentario