Accueil » Adoptar a un perro : todas nuestras guías » 10 razas de perros que se llevan bien con los gatos

10 razas de perros que se llevan bien con los gatos

Autor: Rémi

Los perros y los gatos han sido presentados durante mucho tiempo como los peores enemigos. Sin embargo, estos «clichés» son muy a menudo falsos y hay ciertas razas que toleran muy bien la presencia de un gato en el hogar.

La siguiente lista describe 10 razas que generalmente se llevan bien con los felinos. Luego te daremos algunos consejos sobre cómo presentarle un gato a un perro.

Basset Hound

Los Basset Hounds son perros leales, pacientes y discretos. Su adiestramiento puede ser un poco difícil porque tienen el carácter testarudo de los perros de caza.

Sin embargo, su modo de vida los hace amigables y tolerantes con otros animales.

Como son cazadores, los Basset Hounds están más interesados en la caza para la cena que en la caza del gato. La pereza general del Basset Hound es a menudo una invitación para que un gato lo use como sofá.

Beagle

Beagle qui joue au ballon

Los beagles fueron criados para cazar en manadas. Por lo que suelen ser típicamente amigables con otros animales.

Su naturaleza despreocupada lo hace un animal agradable para vivir. Son compañeros afectuosos que probablemente consideren a los gatos como un miembro más de la manada.

El amistoso Beagle caza conejos todo el día, pero es lo suficientemente listo para reconocer un gato cuando lo ve. Parece disfrutar así de la compañía de los felinos. Quién sabe, tal vez intercambien historias de caza.

Golden Retriever

Golden retriever dans des feuilles

Los Goldens Retrievers son conocidos por su personalidad más juguetona. Necesitan una buena dosis de ejercicio diario.

Sin embargo, su adaptabilidad y naturaleza extrovertida los convierten en unos posibles compañeros para los gatos y en una compañía muy valorada.

Amables y empáticos, los Golden aceptan con gusto a los gatos como parte de su familia.

Labrador Retriever

labrador noir

Los labradores retriever tienen mucho amor que dar. Son amables y extrovertidos y se sabe que se llevan bien con todos los animales que conocen, sin importar su especie.

Son amables, inteligentes y siempre quieren complacer a los demás. Así que el exuberante Labrador es un amante, no un luchador y será con mucho gusto que recibirá un gato en su círculo de amigos.

Mariposa

épagneul papillon personnalité

Estos perros con orejas de mariposa llamados Spanieles continentales enanos son del mismo tamaño de un gato.

Sin embargo, su naturaleza feliz y curiosa les permite ver al gato como un amigo. A estos perros les encanta unirse a la diversión familiar, incluso si es con un gato.

Carlino

carlin photo 2

Los carlinos almacenan mucho amor en un cuerpo tan pequeño. Estos adorables perros tienen una gran personalidad y les encanta tener la atención. Un gato puede ayudar a hacerles compañía cuando sus dueños humanos están lejos.

Pueden ser pequeños, pero son lo suficientemente duros para tener un compañero felino. Si un gato permite que un carlino entre en su dominio, a menudo se convierten rápidamente en amigos.

Los animales pequeños, como los conejillos de indias, también están a salvo alrededor de los carlinos.

Caniches

caniche dans l'herbe

Los tres tamaños de caniches son excelentes compañeros para los gatos. Los caniches Toy juegan con ellos, los miniaturas los toleran y los medianos pretenden que no existen.

Boston Terrier

Terrier de Boston qui dort

Aunque los terriers son en general definitivamente malos para los gatos, se podría hacer una excepción con esta raza. Los terriers de Boston son demasiado educados como para no comportarse bien.

Terra nova

terre-neuve header mobile

El Terranova es conocido por ser amigable y acogedor con otras mascotas. Se lleva bien con los gatos e incluso con los pequeños mamíferos. Sin embargo, es necesario que se socialicen y sean adietsrados des forma adecuada.

Pekinés

pékinois photo 2

Los pequineses no son cazadores de gatos, y los gatos no le temen a este perro.

Sin embargo, es aconsejable que el pequinés y el gato se conozcan y empiecen a convivir cuando son jóvenes, o que al menos uno de ellos conozca la otra especie.

Mantener a los pequineses con una correa en presencia del gato durante las primeras veces funciona bien.

Bóxer

chien boxer assis

Si tu bóxer es un cachorro y el gato sigue siendo un gatito joven, las posibilidades de que se conviertan en compañeros de juego son muy altas, incluso sin tu ayuda.

El cachorro aceptará al gatito como parte de la manada y se llevará muy bien con él.

Si tu bóxer es un cachorro y su gato es un gato adulto, debe tener un poco más de cuidado porque el gato puede ponerse un poco a la defensiva cuando el bóxer corra detrás de él a toda velocidad tratando de jugar con él.

Los perros y los gatos pueden vivir juntos

Hay gente a la que le gustan los perros y gente a la que le gustan los gatos. Sin embargo, ¿qué pasa con los que nos gustan ambos?

Los perros y los gatos pueden convertirse en los mejores amigos del mundo, o al menos aprender a coexistir y convivir pacíficamente. Si ya tienes un gato en la casa y quieres añadir un perro, el elegir la raza correcta contribuirá en gran medida a una relación armoniosa y estable.

Algunos grupos de razas tienen más probabilidades de llevarse bien con los gatos que otros. En general, estas razas son afectuosas y sociables.

Los Terriers impetuosos y entusiastas, por otro lado, fueron desarrollados para cazar y matar alimañas. Un gato que se mueve rápido puede desencadenar estos instintos de depredador. Y los Lebreles o Sabuesos estarán listos para la cacería. Ningún gato apreciará ser el blanco de este tipo de atención.

Por último, los miembros del grupo de perros pastores tienen un fuerte deseo de reunir todo lo que se mueve, incluyendo a sus dueños e hijos. Algunos gatos pueden encontrar esto demasiado molesto para tolerarlo.

Tenga en cuenta que la mayoría de las razas de perros pueden vivir tranquilamente con un gato si se socializan desde que son cachorros y están adiestrados para dejar al gato en paz.

Enseñar a tu perro a « dejar » y « quedarse » puede ayudar mucho a mantener la paz.

Introducirlos de forma apropiada también es útil y es una buena idea asegurarse de que el gato siempre tenga una vía de escape o de emergencia. Nunca dejes a tu nuevo perro solo con tu gato hasta que estés seguro de que puedan estar juntos sin problemas.

La personalidad individual del perro y del gato también entrará en juego. Por ejemplo, un gato mayor al que le gusta que lo dejen solo no puede mezclarse con un cachorro que es demasiado juguetón y saltarín.

Ten en cuenta y busca información antes de traer un perro a tu familia si ya posees algún animal y habla con los posibles criadores sobre la adecuación e idoneidad de una raza determinada para un hogar con varios animales.

Es bueno saberlo.

Otras razas que son generalmente muy buenas con los gatos son las siguientes: el Boyero de Berna, el King Charles Cavalier Spaniel, el Setter Irlandés, el Pomerania, el Cocker Spaniel Inglés y el Sussex Spaniel.

¿Cómo consigo que mi perro y mi gato convivan juntos?

Es cierto que algunos gatos y perros no serán buenos compañeros de casa puesto que son dos animales diferentes con dos personalidades distintas que no necesariamente se mezclarán. Sin embargo, en buenas condiciones, muchos gatos y perros pueden vivir juntos en perfecta armonía.

Una buena introducción

La mayoría de los gatos pueden convivir con un perro si se les da tiempo para conocerse cómodamente.

Si un cachorro y un gatito se crían juntos, normalmente aprenden a tolerarse mutuamente de inmediato. Algunos gatos y perros se convierten en verdaderos amigos, incluso cuando juegan y duermen juntos.

Sin embargo, si el perro ya es un miembro establecido de la casa y un nuevo gato o gatito se va a unir a la familia, se deben tomar ciertas precauciones.

Primera reunión

Al introducir un gato y un perro por primera vez, asegúrate de que el gato esté a la altura de los ojos del perro.

También debes sostener a ambos animales con firmeza. Esto les dará una sensación de seguridad. Si alguno de los animales parece agresivo o asustado, retire al gato inmediatamente y vuelva a intentarlo más tarde.

No debes forzar la situación y empeorarla. Si se toman unos minutos, varias veces al día, para dar al gato y al perro este tiempo de encuentro cuidadosamente supervisado, pronto debería verlos sentirse más relajados el uno con el otro.

No los dejes solos.

Nunca dejes a un gato y a un perro solos hasta que estés seguro de que están cómodos el uno con el otro.

Si te alejas mientras aún se están mirando, puedes arrepentirte cuando regreses. El gato o el perro pueden ser arañados, mordidos o heridos de alguna manera.

Incluso si no hay heridas visibles, la interacción no supervisada podría traumatizar a un animal hasta el punto de que permanezca aterrorizado por otros animales por el resto de su vida.

Consideraciones que se deben tener en cuenta sobre los gatos

Aunque un gato no se oponga a todos los perros y no tenga ninguna objeción a ver uno de lejos de vez en cuando, puede sentir un rechazo particular hacia un perro específico que vive en su casa.

De la misma manera, mucha gente podría vivir con cualquier compañero de habitación excepto con una persona en particular que los volvería locos. Lo mismo ocurre con algunos gatos.

Este puede ser el caso si has pasado mucho tiempo y has tenido mucha paciencia intentando que un gato y un perro se sientan cómodos el uno con el otro, pero los rasguños y los gruñidos no cesan.

Si estás listo para dar la bienvenida a un nuevo gatito o a un gato ya adulto en tu familia, ayuda a tu perro a acostumbrarse a la idea. Bajo condiciones estrictamente controladas, deja que el gato y el perro se olfateen y se inspeccionen mutuamente a su antojo. Sin embargo, si parecen incapaces de llevarse bien, es posible que tengas que volver a evaluar la situación de tu mascota.

Artículos similares

Publicar comentario